CSIF rechaza las enmiendas del PSOE, UP y ERC al proyecto de Ley de Convivencia Universitaria
- Paros en la Universidad: CSIF comparte la preocupación de los estudiantes
- Dinamitan la posibilidad de un marco común para la Universidad: los cambios son inaceptables y dejan la futura ley vacía de contenido
18 de Noviembre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, muestra su preocupación por la futura Ley de Convivencia Universitaria y rechaza las enmiendas del PSOE, UP y ERC al proyecto de ley porque dinamitarán la posibilidad de un marco común para el sistema universitario en España.

Para CSIF, los cambios introducidos por los grupos durante la tramitación parlamentaria de esta norma son inaceptables, al igual que otras propuestas incluidas en la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), por lo que las movilizaciones convocadas para hoy, jueves 18 de noviembre, por el colectivo de estudiantes universitarios están justificadas.

Desde el sindicato, siempre valoramos el objetivo del anteproyecto de Ley de Convivencia Universitaria de sustituir el régimen sancionador de 1954 y que incluyera mecanismos y procedimientos de mediación como método para resolver conflictos. Sin embargo, las enmiendas del PSOE, UP y ERC vacían de contenido lo acordado entre la Conferencia de Rectores, las organizaciones representativas de los estudiantes (CREUP) y el Ministerio de Universidades.

Además, criticamos que las enmiendas se escuden en la autonomía universitaria para impedir un marco común para todas las universidades españolas y que eliminen la mediación y las medidas sustitutivas de las sanciones, quedando la convivencia universitaria bajo un claro procedimiento sancionador.

Para CSIF, este despropósito no contenta a nadie y supone un nuevo engaño a los diferentes colectivos universitarios. Rechazamos, además, que los mismos partidos que sustentan al Gobierno modifiquen y empeoren un texto pactado entre estudiantes, rectores y Ministerio de Universidades, lo que supone un nuevo varapalo a la política del ministro Manuel Castells.

Por último, el sindicato valora que el “Manifiesto por la Universidad Pública” de los representantes de los estudiantes apueste también por dignificar la labor del Personal de Administración y Servicios (PAS) y Docente e Investigador (PDI) reclamando estabilidad, promoción, la eliminación de la tasa de reposición y la introducción de mejoras en la carrera académica y profesional.