CSIF exige el cumplimiento del Protocolo contra las agresiones y más seguridad en las cárceles
- Dos episodios violentos en 24 horas y tres agredidos en Cuenca y Algeciras
- Hoy, viernes, se han convocado paros de 15 minutos a las puertas de los centros penitenciarios de toda España: la situación es insostenible
- Reclamamos una oferta extraordinaria de empleo porque hay un déficit de más de 4.100 empleados/as públicos en las cárceles
29 de Octubre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, exige el cumplimiento del Protocolo contra las agresiones y un refuerzo urgente de la seguridad en los centros penitenciarios, tras los últimos ataques contra tres funcionarios de prisiones en Cuenca y Algeciras (Cádiz).

Denunciamos que la situación es inaceptable. Los empleados públicos de las prisiones españolas viven ya una situación de urgencia por el déficit y el envejecimiento de las plantillas y la falta de recursos. Y es que, según datos oficiales del Portal de la Transparencia, las plantillas tienen un déficit de 4.173 empleados y su seguridad está en juego (28.160 plazas en total y 23.987 puestos ocupados).

Además, hay un dato aún más alarmante que es el envejecimiento que se ha producido en las plantillas desde 2002, con una edad media de 55 años, personas que se tienen que enfrentar en muchas ocasiones a internos en una situación de clara desigualdad por edad y condiciones físicas.

Exigimos que se reconozca cuanto antes la figura de agente de autoridad para los funcionarios de prisiones, que ayudará a que se eviten este tipo de agresiones, junto con el reforzamiento de plantillas y de las mejoras de las condiciones laborales.

El sindicato reitera su apoyo a los compañeros agredidos y lamenta que este tipo de episodios violentos se viven prácticamente a diario y que no existen protocolos efectivos ante estas situaciones. En concreto, en la cárcel de Botafuegos, en Algeciras, un interno se abalanzó sobre dos funcionarios, a quienes agredió con violencia mientras que en la prisión de Cuenca otro preso reincidente atacó anoche a un funcionario con un pincho carcelario con el que le provocó un corte en el cuello, aunque su vida no corre peligro.

Por todo ello, hoy viernes CSIF Prisiones y Acaip-UGT han convocado un paro de quince minutos a las puertas de los centros penitenciarios para mostrar nuestra condena a estos ataques continuos, denunciar la grave situación de nuestras cárceles y reclamar al Ministerio del Interior actuaciones urgentes de una vez por todas.

En definitiva, en materia de seguridad, desde CSIF reclamamos que se regule la figura del Agente de la autoridad y el endurecimiento de las sanciones a los reclusos que agredan a un trabajador penitenciario:

- Incremento de las plantillas para ajustarlas a las necesidades reales.

- Formación adecuada a los trabajadores que se enfrentan a internos peligrosos o situaciones de potencial riesgo.

- Desarrollo del protocolo de Agresiones que conllevaría entre otras las siguientes medidas.

- Mejora de los medios coercitivos: guantes, chalecos, protectores, etc.