CSIF defiende los derechos de las plantillas en Unicaja Banco y exige que las únicas salidas sean voluntarias
- La entidad anuncia un ajuste de 1.513 empleos y prevé cerrar 395 oficinas
06 de Octubre de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, velará por que se respeten los derechos de las plantillas de Unicaja Banco y se opondrá a cualquier tipo de medida traumática para las personas trabajadoras, tras el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anunciado por la entidad.

Tras la última reunión con la dirección de Unicaja Banco, en la que nos ha avanzado un ajuste de 1.513 empleos, el 15% de la plantilla, y el cierre de 395 oficinas, apelamos a la unidad sindical en defensa de los derechos laborales.

Desde el sindicato, reclamamos a la dirección de la entidad que nos informe sobre las zonas afectadas por el cierre de oficinas, así como sobre los criterios que se van a emplear para los compañeros/as afectados por los ajustes en una misma oficina. De las 1.513 salidas anunciadas, 1.005 se producirán en las sucursales y otras 508 en los servicios centrales, aunque la entidad no ha detallado más y existe una gran inquietud entre el personal.

CSIF defenderá la voluntariedad en las medidas con compensaciones adecuadas para los trabajadores/as afectados, seguiremos protegiendo los intereses de las plantillas y reclamando que se unifiquen al alza las condiciones laborales de las entidades de origen.

La nueva sección sindical de CSIF Unicaja Banco -surgida tras la fusión entre Liberbank y Unicaja-, de ámbito nacional, se constituyó el pasado 27 de agosto y nace con el compromiso de ofrecer a los/as trabajadores una alternativa independiente, profesional y dialogante.