CSIF participa en la reunión “lucha contra la violencia de género”
- La reunión está convocada por el Ministerio de Igualdad, con la presencia de la Ministra de Igualdad, la Secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, y la Delegada del Gobierno Contra la Violencia de Género
26 de Mayo de 2021

CSIF ha participado, este martes 25 de mayo, en una reunión convocada por el Ministerio de Igualdad para analizar los problemas actuales en la lucha contra la violencia de género. Esta reunión, programada para analizar las causas y proponer mejoras para acabar definitivamente con la violencia de género en nuestro país, ha contado con la presencia de Doña Irene Montero, Doña Noelia Vera y Doña Victoria Rosell.

Diversas entidades y asociaciones que trabajan para erradicar la violencia de género han tenido la oportunidad de realizar aportaciones para mejorar la situación actual en nuestro país. Desde CSIF hemos reclamado más y mejores medios en la Administración de Justicia para atender a las víctimas y reducir el tiempo de respuesta en los juzgados Los esfuerzos en atajar el problema desde la base son fundamentales, pero no se puede dar la espalda a que la Pandemia del Covid19 también ha afectado a los recursos públicos y en particular a los destinados a la atención de las mujeres que sufren este problema. Así sucede, por ejemplo, con el retraso en la actuación de la justicia, por ello desde CSIF reclamamos un refuerzo de los medios judiciales.

Pese a que, en la actualidad en España, existen 459 Juzgados de Violencia sobre la mujer, sólo 106 son exclusivos. El Gobierno debe hacer un esfuerzo especial para crear más órganos judiciales exclusivos en materia de violencia de género.

Esta especialización es un elemento esencial para reducir el tiempo de respuesta de la Administración de Justicia, que, en el caso de los procedimientos abreviados de violencia de género, pueden llegar hasta los 6,7 meses entre la fase instructora y el desarrollo del juicio. Por eso reclamamos al Ministerio de Justicia que desarrolle un plan de actuación específico.

La sobrecarga de asuntos de los Juzgados que no realizan de manera exclusiva labores de violencia de género unida a la falta de personal, la falta de órganos judiciales especializados, y la falta de unos verdaderos planes de formación del personal existente están lastrando la labor de los órganos judiciales a pesar del esfuerzo y dedicación de su personal.

Es necesario facilitar a las víctimas una verdadera Justicia de proximidad y, en este sentido, una medida complementaria a la creación de Juzgados exclusivos es el incremento de las plantillas de los órganos judiciales de cabeceras de partido donde existen juzgados mixtos (de primera instancia e instrucción) con poco personal para asumir, además, las competencias muy especializadas en materia de violencia sobre la mujer.

Además, es necesario incrementar la dotación de personal en las Oficinas de Atención a las Víctimas y en los equipos psicosociales para conseguir mayor eficacia, rapidez y eficiencia al servicio que prestan a las víctimas de esta lacra social.

Debemos actuar en dos líneas: la incorporación de personal especializado (personal de psicología, trabajadoras/es sociales, Forenses, etc…) y la formación del personal de los Cuerpos Generales de la Administración de Justicia para dar un mejor servicio integral y una mejor atención a estas mujeres y hacerlo en todas las provincias pues debe tratarse de un servicio próximo.

Para CSIF, el Servicio de Asistencia a las Victimas debe ser la piedra angular que articule y garantice un adecuado acompañamiento a las mujeres que denuncian violencia de género desde el mismo momento en el que entran en el Juzgado.

Además, insistimos en la necesidad de crear la figura del delegado/a sindical especializada en Igualdad y contra la violencia de género en cada centro de trabajo (como figura asimilada a la de prevención de riesgos laborales) para que acompañe y asista, tanto en el ámbito público como en el sector privado, a las mujeres víctimas de violencia de género, les informe sobre sus derechos laborales en esta situación y vigile el cumplimiento de los mismos ya que en muchas ocasiones los desconocen y por lo tanto no pueden hacer uso de ellos.

En resumen reclamamos:

• Relanzar el Pacto de Estado y un pacto social por la eliminación de la violencia contra la mujer.

• Que se destinen partidas específicas dentro del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, destinadas a dotar de medios la Justicia.

• Que los fondos del pacto de estado en materia de violencia de género lleguen de manera efectiva a los Juzgados.

• Programas específicos en materia de formación en asistencia a las víctimas, especialización en los perfiles y que se agilicen los procedimientos por esta causa.

• Que los planes de reconstrucción social incluyan medidas contra la violencia de género.

• Delegado/a especializada en Igualdad y violencia de género en cada centro de trabajo como figura asimilada a los delegad@s de prevención de riesgos laborales.