CSIF reclama una reforma que garantice más financiación, la carrera profesional y acabe con la precariedad laboral en la Universidad
- El Ministerio presenta este viernes a CSIF las líneas generales de la futura Ley Orgánica del Sistema Universitario
19 de Abril de 2021

El Ministerio de Universidades presentará el viernes a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, su proyecto de reforma de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), que espera cerrar el próximo mes de septiembre con el máximo consenso.

Desde CSIF, reclamamos al ministro Manuel Castells información clara sobre las líneas estratégicas de esta reforma, ya que solo nos han remitido una declaración de intenciones muy genérica sin soluciones concretas a los graves problemas de la universidad española. En opinión de CSIF, un elemento fundamental sería diseñar bien -sin parches y sin bloqueos- la carrera profesional del personal docente e investigador y hacerlo en consonancia con la reforma de la Ley de la Ciencia.

Frente a las políticas restrictivas (falta de financiación, tasa de reposición, no convocatoria de plazas) que han provocado precariedad y envejecimiento de plantillas, necesitamos dibujar claramente el circuito de la carrera académica y/o investigadora evitando vicios como la inestabilidad de las plantillas, la contratación temporal de larga duración y las condiciones contractuales que recortan derechos laborales. Además, estamos en contra de la ‘laboralizacion’ de las plantillas de personal docente e investigador, frente a los funcionarios de los cuerpos docentes universitarios.

Consideramos necesario asimismo un cambio en la política universitaria estatal que acabe con las incertidumbres respecto a la estructura y duración de las titulaciones universitarias y con la casi inexistente carrera académica, la subida de tasas y precios públicos universitarios, así como el endurecimiento de la política de becas y los recortes de los últimos años.

No obstante, como punto de partida, valoramos de manera positiva propuestas como reserva de plazas para los Profesores Asociados, eliminar la tasa de reposición o cambiar los criterios ANECA de evaluación del profesorado universitario.