CSIF reclama a la Agencia Tributaria un refuerzo de la seguridad informática tras el fraude detectado al inicio de la campaña de la renta
- Arranca la campaña de la renta
- CSIF alcanza un acuerdo con la Agencia Tributaria para reforzar la atención personalizada al contribuyente durante la campaña
06 de Abril de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, reclama a la Agencia Tributaria (AEAT) que refuerce la seguridad informática del organismo tras detectarse una campaña de robos de datos a usuarios, coincidiendo con el inicio mañana de la campaña de la renta 2020.

Tras la alerta del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe) por un fraude que suplanta a la AEAT para obtener datos fiscales, desde CSIF recordamos que esta campaña del IRPF, marcada de nuevo por la pandemia, es crucial para muchos ciudadanos, muy afectados por la crisis económica, y que están pendientes de sus devoluciones.

En este sentido, la campaña debe desarrollarse con normalidad y sin incidencias ni ataques informáticos que puedan afectar a la seguridad del contribuyente.

En las últimas semanas, en el sindicato hemos denunciado el ciberataque sufrido en el SEPE, un organismo con sistemas informáticos de más de treinta años de antigüedad y que requiere inversiones urgentes en tecnología.

La AEAT, por el contrario, cuenta con unos servicios y tecnología muy avanzada, acorde al volumen y a la confidencialidad de los datos que maneja, y esperamos que los técnicos puedan resolver esta incidencia cuanto antes para que no afecte a la campaña.

Atención a la ciudadanía

Desde CSIF, por otra parte, hemos llegado a un acuerdo con la Agencia Tributaria para reforzar la atención personalizada al contribuyente durante la campaña de la renta.

Por segundo año consecutivo, a causa de la pandemia, la atención será telefónica y solo a partir del mes de junio se podrá prestar servicio en las oficinas de manera presencial. CSIF, junto al resto de organizaciones sindicales, ha firmado un acuerdo trienal con el que también se potenciarán todos los medios telemáticos al alcance de la ciudadanía.

Este año, además, se prestará una especial atención a los afectados por ERTE en 2020, unos 3.500.000 contribuyentes, de los cuales se estima que 327.000 han pasado de estar no obligados a declarar a obligados por el hecho de tener dos pagadores, SEPE y empresa.

Otra novedad que merece especial atención es la declaración de los beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital (IMV), que obliga a presentar la renta a cada miembro de la unidad de convivencia aunque sea lo único que se percibe y sean cantidades exentas.

Ante esta situación la AEAT prevé una demanda de citas superior a otros años y se compromete a emplear todos los recursos, tanto técnicos como humanos para dar satisfacción al ciudadano, todo ello dentro de un marco de prestación del servicio público.

Desde el sindicato, llevamos meses exigiendo un refuerzo en la plantilla de la Agencia Tributaria, que sufre un déficit de unos 5.000 trabajadores/as respecto a la media de las grandes economías europeas, para intensificar la lucha contra el fraude.