CSIF critica la reforma curricular de la Ley Celaá porque España no puede permitirse 17 modelos educativos diferentes
- Es necesario un Plan de Estado para la Educación
- Advertimos de que el futuro modelo puede afectar la igualdad de oportunidades del alumnado de distintas CCAA
26 de Marzo de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, critica la reforma curricular que desarrollará la Ley Celaá porque España no puede permitirse 17 modelos educativos diferentes y porque las diferencias entre las CCAA afectarán a la igualdad de oportunidades del alumnado en un mercado laboral cada vez más global.

Desde el sindicato, lamentamos que las propuestas para el nuevo currículo escolar- que presenta hoy la ministra de Educación, Isabel Celaá, en una jornada en el Ministerio- no se han comunicado antes a los representantes de los docentes ni se ha abierto ningún canal de comunicación con la comunidad educativa.

Además, advertimos de que se vuelven a poner sobre la mesa propuestas contradictorias y que han sido probadas anteriormente con escaso éxito, como por ejemplo, que la enseñanza sea menos memorística porque creemos que no se puede aprender a pensar sin el aprendizaje previo de los contenidos.

Para CSIF, es esencial un Plan de Estado que se anticipe al futuro, que evalúe junto a la comunidad educativa las necesidades actuales y prepare al alumnado para los retos venideros. El contenido curricular debe tener en cuenta a los docentes y debe elaborarse a partir de criterios pedagógicos claros que permitan adquirir conocimientos y competencias fundamentales.

En este sentido, independientemente de cualquier reforma curricular que se lleve a cabo, la mejora en la calidad de la enseñanza debe incluir una bajada de las ratios de alumnos/as por aula y del horario lectivo del profesorado para lograr una atención más personalizada, aspectos que no están recogidos en las propuestas del Ministerio.