CSIF denuncia las trabas de la Administración, empresas y Seguridad Social para reconocer las bajas laborales
- Trabajo apenas reconoce el 9 por ciento de los contagios en la sanidad como accidente laboral
- España solo reconoce 21 muertos y 9.858 accidentes por Covid19 en el ámbito laboral durante 2020
23 de Febrero de 2021

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, considera que estas cifras no reflejan la realidad de los efectos del Covid entre las personas trabajadoras a tenor de la evolución de la pandemia y los datos del Ministerio de Sanidad: desde que comenzó la pandemia, oficialmente en marzo del año pasado, Sanidad ha contabilizado cerca de 68.000 muertos y más de 3 millones de contagios.

Si comparamos las estadísticas, vemos que, hasta diciembre del año pasado, se registraron 9.066 accidentes de trabajo por Covid19 entre el personal de la sanidad, 19 de ellos mortales, según el Ministerio de Trabajo. Sin embargo, Sanidad eleva la cifra de contagios en el mismo periodo a más de 100.000 contagios.

Esto supone que solo se están reconociendo como accidente laboral por Covid19 un 9 por ciento de los casos en el personal sanitario, el colectivo laboral con mayor cifra de contagios en España desde el inicio de la pandemia.

Después del personal de la Sanidad, según la misma estadística del Ministerio de Trabajo, las actividades económicas en las que se registran accidentes de trabajo son: residencias (llama la atención que solo registran 490 y ningún caso mortal pese a la especial virulencia del covid19 en este sector); administración pública y defensa (228 accidentes y 2 fallecidos) y otras actividades (74 accidentes).

CSIF considera que esta falta de reconocimiento de los accidentes laborales por Covid19 en la estadística del Ministerio de Trabajo se explica por errores en la tramitación de los expedientes y una clara falta de voluntad política por garantizar la protección de estos colectivos, especialmente en la sanidad, donde los contagios se sitúan desgraciadamente a la cabeza a nivel internacional.

Además, desde CSIF denunciamos las trabas que se están produciendo por parte de los servicios de prevención de Administración y empresas privadas, así como por parte de la Seguridad Social al reconocimiento de esta contingencia profesional y sus correspondientes prestaciones.

Esta circunstancia, derivada del caos en la gestión de las bajas laborales (se contabilizan como bajas por enfermedad común en vez de accidente de trabajo) genera una pérdida económica: se dejan de percibir las guardias y la productividad, entre otros conceptos y se pierde la indemnización por secuelas.

De hecho, el colectivo de la Sanidad estuvo en desamparo hasta que el Gobierno reconoció el contagio como accidente laboral y enfermedad profesional tras las presiones de CSIF.

Si algo ha visibilizado esta pandemia de Covid19 es que la prevención de riesgos laborales sigue siendo una asignatura pendiente para las diferentes administraciones, dejando de manifiesto las deficiencias que existen en los centros de trabajo como la falta de equipos de protección individual, falta de previsión y planificación, insuficiente dotación de recursos humanos que derivan en accidentes de trabajo, enfermedades profesionales y desgraciadamente, en fallecimientos.