CSIF reclama un relevo urgente de Salvador Illa para afrontar los retos de la Sanidad por el Covid19
- El sindicato reclama a una persona de solvencia profesional, que lidere las mejoras que debe afrontar nuestro Sistema Nacional de Salud
30 de Diciembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, reclama al Gobierno un relevo urgente de Salvador Illa para afrontar los retos del Sistema Nacional de Salud (SNS) como consecuencia de la pandemia.

El anuncio de la salida del ministro se produce en un momento muy sensible para nuestra sanidad coincidiendo con el inicio de la vacunación y en una situación de grave deterioro del sistema sanitario por la falta de personal y los problemas de coordinación que ha evidenciado la pandemia.

Por este motivo, CSIF espera que el Gobierno decida pronto la persona que le sustituirá en el cargo y que sea de contrastada solvencia profesional, tanto en el ámbito sanitario como en el de la gestión, que lidere las medidas que debe afrontar nuestro sistema sanitario. Y es que los efectos de la pandemia han puesto de manifiesto las necesidades estructurales de nuestras administraciones públicas y de manera especial de la sanidad.

Desde CSIF ya hemos reclamado un refuerzo de plantillas y una planificación urgente de los recursos ante los primeros signos que se están detectando de la llegada de una tercera ola de Covid 19. El nuevo ministro o ministra además debe de dar continuidad a las medidas que se nos trasladó a CSIF en el Foro Marco para el Diálogo Social del Pasado 16 de Diciembre (refuerzo de plantillas, carrera profesional, reducción de la temporalidad o la profesionalización de directivos, entre otras).

En nuestra opinión, y según un estudio recientemente realizado por nuestro sindicato, el sector requiere de un plan estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea Las diferencias con la UE arrojan un déficit de 289.235 profesionales.

En España, el gasto sanitario es de 2.255 euros por persona, frente a los 2.746 de la media UE o los 3.990 de Alemania. En la misma línea, registramos 3 camas por cada 1.000 personas frente a las 5 de la media UE olas 8 con las que cuentan en Alemania.