2021: ¡Adelante! | Editorial del Secretario General Klaus Heeger
- Este artículo fue publicado el 16 de diciembre, cuando el acuerdo sobre el Brexit parecía lejano.
29 de Diciembre de 2020

Estimados miembros, colegas, amigos y miembros de CESI,

¿Todavía recordáis cómo empezó 2020? ¿Aún recordáis qué expectativas, planes y objetivos teníais para el próximo año? ¿Todavía recordáis cuántas veces dijisteis y escribisteis "feliz año nuevo 2020"?

Y cuando leeis los correos electrónicos o mirais el calendario de los meses de diciembre, enero y febrero, te das cuenta de lo diferente que era el mundo en el que vivíamos.

“La pandemia de COVID-19 es más que una crisis de salud. Es una crisis económica, una crisis humanitaria, una crisis de seguridad y una crisis de derechos humanos. COVID-19 reveló fragilidades y desigualdades, dentro y entre las naciones. Salir de esta crisis requerirá un enfoque de 'toda la sociedad', 'todo el gobierno' y 'todo el mundo', impulsado por la compasión y la solidaridad ". Estas son las palabras del secretario general de la ONU, Antonio Gutiérrez.

En efecto:

Hemos experimentado de una manera muy dolorosa que los virus no se preocupan por las fronteras.
Hemos experimentado durante siglos y décadas, pero especialmente ahora, que las amenazas transfronterizas solo pueden abordarse mediante la cooperación transfronteriza.
Hemos experimentado que las políticas nacionales de salud, económicas, financieras, sociales y de seguridad están interconectadas

y que, todo lo anterior, requiere enfoques internacionales para abordarlos.

Y nos damos cuenta de que la UE lo defiende precisamente. Y CESI representa eso, desde hace 30 años.

A principios de otoño, después de la primera ola, tuvimos hicimos una evaluación de la situación con colegas, y todos nos preguntaron qué ha significado la crisis para nosotros, tanto personal como profesionalmente.

Primero, fue un momento muy conmovedor escuchar lo que los colegas habían experimentado y por lo que habían pasado.

Y luego, cuando fue mi turno, admití que había tenido miedos existenciales.

¿Y mi trabajo?
¿Y el futuro de mis hijos?
¿Cuáles serán los impactos en nuestras sociedades, en nuestra riqueza, en nuestra seguridad?

Por supuesto, no estamos fuera de peligro, pero ¿dónde nos encontramos ahora, diez meses después?

Sí, estamos de luto por más de 1.5 millones de muertes por Corona.
Sí, la mayoría de los países se enfrentan a segundas oleadas trágicas y severas.
Sí, estamos en la peor crisis socioeconómica de nuestra generación.
Sí, el "Gran Cierre" conducirá a la peor recesión desde la Gran Depresión de finales de los años 20, y mucho peor que la Crisis Financiera Global de 2008-2009, según predice el FMI.

Y, sin embargo, cuando miro hacia atrás a la primavera y el verano pasado, también podría decir: “No lo hicimos tan mal. La especie humana en conjunto no lo hizo tan mal. Después de todo, la UE no lo hizo tan mal ".

En un tiempo récord, se han desarrollado tres vacunas diferentes, dos de ellas en o con Europa, y es probable que se autoricen en la UE incluso antes de Navidad. Se han puesto en marcha fondos con cantidades de dinero no vistas hasta la fecha para estrategias concertadas de resiliencia y recuperación (posibilitadas por cambios radicales de paradigma en términos de su financiación), se llegó a un acuerdo sobre el mecanismo de condicionalidad del 'estado de derecho' y, casi 'al paso', los líderes de la UE acordaron reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% para 2030.

Por supuesto, podemos destacar todas las deficiencias, la efectividad real de la condicionalidad del estado de derecho, la posibilidad restante de un 'Brexit sin acuerdo' con todas sus consecuencias, las disputas en curso con Hungría y Polonia, la falta de solidaridad en términos de la migración ...

Es cierto, se puede decir y destacar estas deficiencias, pero, francamente, me sorprende lo que la UE ha podido hacer en este año maldito. Hace medio año, la UE se enfrentaba al riesgo de desintegración. Parece que ahora está mucho mejor.

Y tal vez el hecho de que tener la Presidencia del Consejo alemán en su lugar fue una afortunada coincidencia. Pero necesitaba mucho más que eso. Necesitaba el reconocimiento, y no menos la voluntad, para poner la cooperación por encima del aislamiento. Desde todos lados.

--------------------------

¿Y nosotros? ¿Qué pasa con CESI y nuestros miembros?

El lema de nuestro Congreso: “30 años de compromiso. Ahora mas que nunca." significa, por un lado, estabilidad y continuidad, competencia y credibilidad. Por otro lado, representa la promesa (ahora más que nunca) de comprometernos aún más.

Porque, como hemos experimentado en el pasado y en particular este año, los sindicatos son necesarios, más que nunca en tiempos de crisis.

El apoyo a los sindicatos está en su punto más alto . No solo representan a los trabajadores esenciales. El trabajo que hacen los sindicatos es fundamental. (*como destacaba Miguel Borra, Presidente de CSIF)

Y no somos "sólo" representantes de intereses específicos de trabajadores, empleados y funcionarios, somos mediadores y estabilizadores sociales en general.

Creo en nuestra capacidad para superar crisis. Con esperanza y confianza.

Necesitamos esperanza para superar la crisis sanitaria. Necesitamos la confianza para proteger a los vulnerables y reconstruir nuestras economías. Y necesitaremos ambos para defender nuestros valores y libertades, tan tremendamente maltratados durante la crisis.

Sí, salir de esta crisis requerirá “un enfoque de toda la sociedad, todo el gobierno y todo el mundo impulsado por la compasión y la solidaridad”.

Y creo que estamos listos para hacer nuestro trabajo y aportar lo que nos corresponde.

"30 años de compromiso, ahora más que nunca".

2021: ¡Adelante!

¡Feliz Navidad y un mejor año nuevo!

-------

Nota.- este artículo es una traducción de su orginal que puedes consultar aquí.

Foto.- Klaus Heeger, Secretario General de CESI. www.cesi.org