La precariedad y la temporalidad continúan subiendo entre el profesorado de las universidades públicas
-CSIF advierte de que cerca del 60% del profesorado universitario es personal laboral mientras el número de funcionarios sigue bajando

22 de Diciembre de 2020

La precariedad y la temporalidad continúan subiendo entre el profesorado de las universidades públicas. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, advierte de que las plantillas de contratados laborales suponen ya casi un 60% del total del profesorado actual.

Así lo confirman los datos del Informe Conocimiento y Desarrollo (CYD) 2019 sobre el sistema universitario español, que reflejan que la categoría predominante en las universidades públicas es la de profesor asociado, quizá la más precaria e inestable, con un peso relativo superior al 34% del total.

Desde 2015, según este informe, ha disminuido el Personal Docente Investigador (PDI) a tiempo completo y los profesores e investigadores estables (funcionarios de los cuerpos docentes universitarios y laborales contratados indefinidamente). Y es que la temporalidad entre el PDI laboral de las universidades públicas alcanza ya el 79,62% según el último Boletín Estadístico del Empleo Público del Ministerio de Administraciones Públicas.

En las universidades privadas, por el contrario, siguen aumentando los porcentajes de profesorado estable, lo que contrasta con la situación de temporalidad en las universidades públicas.

Además, en estos últimos cursos el número de funcionarios se ha reducido un 4,7% mientras que el personal contratado ha subido un 11,6%. En el curso 2018-2019 cerca del 30% de la plantilla funcionaria y la mitad de los catedráticos tenían ya 60 o más años, según el citado informe.

Advertimos de que, a pesar de que las plantillas están envejecidas, no se están adoptando medidas para asegurar la renovación generacional como acabar con la tasa de reposición, impulsar nuevas convocatorias de empleo y definir una carrera académica estable y predecible.

Respecto al número total de profesores en las universidades públicas, los funcionarios de los cuerpos docentes universitarios suponen un 42,6% del total y los contratados laborales un 56,7%, con lo que se incumplen los límites fijados en la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

Por categorías, predomina la de profesor asociado, seguido del profesor titular de universidad, con un 37,7% del total. Desde CSIF, llevamos meses exigiendo soluciones para los profesores asociados que sufren unas condiciones salariales y laborales indignas.

Para el sindicato, la reforma de la Ley Orgánica de Universidades no resolverá los problemas de precariedad de las plantillas de las universidades públicas españolas, sino que, supondrá laboralizar aún más a los cuerpos docentes universitarios.