La gestión del coronavirus sigue abierta en los tribunales: CSIF seguirá velando por que se haga justicia
- Hemos cumplido con nuestra obligación y defenderemos ahora y siempre la seguridad de los/as trabajadores
18 de Diciembre de 2020

La Justicia investigará si hubo responsabilidad penal en la crisis sanitaria del coronavirus. Tras conocer el auto del Tribunal Supremo, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) entiende que hemos cumplido con nuestra obligación y seguiremos velando por la seguridad del personal de la Sanidad y de todos los trabajadores/as durante la pandemia, como hemos venido haciendo hasta ahora.

Desde el comienzo de la pandemia, CSIF siempre ha denunciado la puesta en peligro de los/as profesionales de la Sanidad y que no se atendieron las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el acopio de materiales de protección. Además, se distribuyó material de protección defectuoso, lo que supuso un grave riesgo para la seguridad y la salud de los/as trabajadores del ámbito sanitario.

CSIF pidió al Supremo que dirimiera todas aquellas responsabilidades que pudieran derivarse de esta mala gestión. Pues bien, nuestras pretensiones siguen vigentes. El TS reconoce que “las autoridades tienen el deber inexcusable de evitar la propagación del virus y deben adoptar las medidas requeridas para preservar a los ciudadanos del riesgo”. Además, el auto advierte de que “las acciones u omisiones político administrativas puedan generar una responsabilidad jurídica”.

Serán ahora los juzgados los que analizarán con detalle la gestión del coronavirus y en su caso incoarán las causas penales que se deriven por las muertes en residencias de la tercera edad o en la eventual omisión de las medidas de seguridad que se brindaron a los profesionales.

CSIF, desde el más absoluto respeto a las decisiones judiciales, continuará vigilante y ejercerá todas las actuaciones que considere oportunas para defender la salud y garantizar la seguridad de todos los empleados/as públicos que están en primera línea contra el coronavirus.