Violencia de terceros hacia empleados públicos: podemos y debemos marcar el límite
El 30 de octubre de 2020, CESI celebró su evento final dentro del proyecto financiado principalmente por la UE "Sindicatos por la tolerancia cero contra la violencia de terceros en el trabajo". A partir de este lunes 2 de noviembre se lanza una campaña de sensibilización en toda Europa.
23 de Noviembre de 2020

Tras casi dos años de intenso trabajo y con cierto retraso debido a la pandemia, el proyecto de CESI financiado principalmente por la UE “Sindicatos para la tolerancia cero hacia la violencia de terceros en el trabajo” llega ahora a su fin. Después de un recorrido por Europa que nos llevó desde La Haya (antes del inicio oficial del proyecto) a Berlín, Madrid y Budapest, el evento final, que debía tener lugar en Burdeos, finalmente se llevó a cabo en línea por las restricciones sociales debidas a la pandemia de coronavirus.

El mensaje de los miembros de CESI es claro e inequívoco: "¡No más violencia de terceros en el lugar de trabajo!"

Los trabajadores del sector público son a menudo objeto del desacuerdo y la frustración que los ciudadanos suelen sentir hacia sus gobiernos. Los sindicatos independientes se reúnen para condenar estos actos, pero también para exigir acciones a los gobiernos y empleadores para prevenir actos de violencia en el lugar de trabajo.

Los funcionarios públicos, al igual que sus pares en en la empresa privada, tienen derecho a lugares de trabajo seguros y saludables. Para ello, CESI recuerda la importancia del diálogo social y exige una política de tolerancia cero hacia la violencia, una conciencia de la responsabilidad de los empleadores que tienen el deber de brindar una formación específica, la obligación de denunciar los hechos violentos ante la falta de datos, y que los trabajadores cuenten con las herramientas adecuadas para saber cómo afrontar conductas violentas, ya sean verbales o físicas, hasta el ciberacoso.

Los sindicatos independientes expresan una sola voz contra la violencia en la campaña #NOVIOLENCEATWORK lanzando un video en trece idiomas diferentes.

Como el Secretario General de CESI, Klaus Heeger, ha destacado repetidamente a lo largo del proyecto, “se trata de proteger a quienes protegen y cuidar a quienes cuidan de nosotros. Un ataque contra un profesor, un ataque contra un policía, un ataque contra un bombero, un ataque contra una enfermera o un médico, son ataques contra nosotros como ciudadanos, padres, alumnos, pacientes. ¡Un ataque contra nuestros miembros es un ataque contra todos nosotros! "

En este contexto, es importante reforzar la idea de que los sindicatos no solo tienen un papel importante para ayudar a construir una cultura de prevención, sino también, y quizás lo más importante, para acompañar a las víctimas de la violencia y hacerles sentir que no están solos.

Juntos podemos trazar la línea. Juntos podemos acabar con la violencia en el trabajo.

-------

Nota.- este artículo es una traducción de su original que puedes consultar aquí.

Foto.- CESI www.cesi.org #noviolenceatwork