Condena al Ministerio de Exteriores por incumplir la normativa laboral italiana
- Reconoce los derechos de un empleado público de la embajada española en Roma a quien el Ministerio no abonaba su paga extra desde 1999, cerca de 30.000 euros
- Este fallo sienta un precedente importante en el reconocimiento de los derechos de los empleados públicos de España en el exterior
16 de Noviembre de 2020

La Justicia italiana ha condenado al Ministerio de Asuntos Exteriores por no abonar la paga extra a un empleado público de la embajada española en Roma desde el año 1999. Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, valoramos que esta sentencia sienta un precedente muy importante en defensa de este colectivo de España en el exterior, en coordinación con los servicios jurídicos del sindicato CGIL italiano.

La sentencia, de octubre de 2020, reconoce los derechos laborales de un empleado público de la embajada de España en Roma, con más de 21 años de servicio. Destacamos que con este fallo se consigue que un Tribunal de lo Social condene por primera vez en Italia al Ministerio español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación a aplicar la legislación local italiana en materia laboral, que no se estaba cumpliendo.

Concretamente, en este caso, el Ministerio no abonaba al empleado español -personal laboral fijo- la paga extraordinaria prevista para el mes de junio, a pesar de haber obtenido el reconocimiento de la Justicia española en varias ocasiones, aplicando la ley local italiana (como corresponde por su contrato). La cantidad que el Ministerio debe por este concepto al trabajador es de cerca de 30.000 euros desde el año 1999.

En este sentido, la Justicia italiana reconoce que este empleado está en el justo derecho a percibir sus pagas extraordinarias conforme a la ley, de forma íntegra y aplicándose correctamente la normativa local, como se señala en la propia sentencia, reiteradamente.

Se reconoce, además, su derecho a percibirla en su totalidad en los años sucesivos, sin que tenga que acudir de nuevo a los tribunales para reclamarla.

Por otra parte, desde CSIF, consideramos desproporcionado el gasto del Ministerio, a través de la embajada española en Roma, en despachos de abogados y que superan en varios miles de euros la petición de este trabajador, con sueldo mileurista.

En la actualidad, hay más de 7.000 trabajadores/as laborales de organismos e instituciones públicas españolas repartidos por todo el mundo, entre ellos el personal de embajadas, consulados, la AECID o el Instituto Cervantes, y que sufren situaciones de este tipo.

En CSIF continuaremos trabajando para mejorar las condiciones de todos los empleados públicos en el servicio exterior quienes sufren las consecuencias de la crisis, los recortes y la congelación salarial desde hace muchos años.