Concentraciones en toda España por las carencias de la Sanidad y la falta de previsión ante la segunda oleada de la pandemia
- Los/as profesionales, preocupados por la saturación de los centros y la ausencia de planificación. Hace falta un refuerzo inmediato de 62.000 profesionales
29 de Octubre de 2020

La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, se ha concentrado en centros sanitarios de todas las comunidades autónomas para denunciar las carencias que ha puesto en evidencia la pandemia del Coronavirus. En Madrid, la concentración tuvo lugar frente al Ministerio de Sanidad.

CC.OO, UGT y CSIT Unión Profesional también se suman a las movilizaciones.

Los/as profesionales de la Sanidad denuncian la falta de previsión de las autoridades sanitarias ante la segunda oleada de la pandemia, la ausencia de planificación sanitaria, así como su preocupación por la falta de profesionales y de equipamientos adecuados para afrontar la situación, con el peligro de que se produzca de nuevo una situación de colapso. CSIF ha acudido al Defensor del Pueblo para denunciar esta situación.

En plena segunda oleada del Covid 19, CSIF reclama que se dimensionen las plantillas a la situación real, con refuerzos urgentes (al menos 62.000 profesionales de manera inmediata) y la cobertura de bajas, incidencias, permisos, etcétera, que garanticen la continuidad laboral y una adecuada asistencia sanitaria.

Desde la irrupción de la Pandemia, CSIF ha reclamado un refuerzo de las plantillas. La Sanidad requiere de un plan estratégico a 5-10 años para situarnos en la media europea y recuperar los niveles de calidad con los que se planteó el Sistema Nacional de Salud desde sus inicios y que hoy se encuentran seriamente deteriorados, como ha quedado evidente en esta pandemia. Las diferencias con la UE arrojan un déficit de 289.235 profesionales. No podemos obviar que mientras en España solamente tenemos 3 camas por cada 1.000 habitantes, la media de la UE es de 5 (en Alemania tienen 8).

Para ello, es preciso un aumento de la financiación del gasto sanitario hasta el 7,2 por ciento del PIB. En España se invierte en la sanidad pública 2.027€/persona, mientras que la media de la UE es de 2.746€/persona y en Alemania 3.990€/persona.

En este sentido, reclamamos la recuperación del diálogo social para realizar una correcta planificación de las plantillas, aumentar la financiación hasta el 7,2 por ciento del PIB (la atención primaria debe suponer el 25 por ciento de todo el gasto) y mejorar las condiciones laborales y retributivas en la Sanidad.

SITUACIÓN POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

En la Comunidad de Madrid, a los problemas originados por unas plantillas escasas, extenuadas y al límite, se ha unido la decisión del Ejecutivo Regional de dotar con personal de otros centros (hospitales y centros de salud) el nuevo hospital público de Emergencias Isabel Zendal.

En Aragón, faltan médicos, enfermeros, TCAEs, pero ya no hay más personal en las bolsas de trabajo para contratar. Y faltan equipamientos. Desde CSIF pedimos que se habiliten más espacios para las PCR y la campaña antigripal para descongestionar los centros de salud. En los hospitales, preocupa mucho el aumento de camas ocupadas por pacientes COVID (tanto en UCI como en planta).

En Castilla y León, se espera un colapso de los centros sanitarios en un mes o menos. Las UCI habituales están llenas, y las nuevas que se han habilitado están ya con una ocupación al 74%. La Administración, por su parte, no contrata más personal, por lo que se multiplica y la carga de trabajo, el cansancio y la indignación de las plantillas.

En la Comunidad Valenciana se siguen reclamando equipos de protección adecuados, pruebas de detección de contagio y vacunación para los profesionales. También reivindicamos un incremento de unos 7.000 profesionales en atención hospitalaria y especializada y de unos 4.000 en primaria.

En Castilla-La Mancha se advierte con crudeza la falta de previsión en esta segunda ola de la pandemia de coronavirus en una mayor presión asistencial que ha provocado el colapso del servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Salud de Toledo. CSIF ha reclamado la aplicación del Plan de Catastrófes Externas, que contempla medidas como un hospital de campaña o la coordinación con diferentes gerencia, para atajar la complicada situación de este centro hospitalario. También reclamamos un refuerzo de 4.000 efectivos para Atención Primaria.

En Andalucía, igualmente se pone de relieve la gran presión asistencial que está poniendo de nuevo al límite el sistema y la deficiente planificación. Los trabajadores y trabajadores de la sanidad pública andaluza se sienten extenuados física y mentalmente: la Atención Primaria está colapsada; los rastreadores dedicados en exclusiva al seguimiento de casos son mínimos y la falta de personal hace que administrativos o celadores estén colaborando en tareas de triaje de pacientes.

En Extremadura, el problema reside fundamentalmente en Atención Primaria, con sobrecarga de trabajo en la atención presencial y sobre todo en la telefónica. Ya no se cogen las llamadas de los usuarios de los centros de salud por lo que CSIF ha solicitado a la consejería de Sanidad la contratación urgente de los auxiliares administrativos que sean necesarios para cubrir la atención telefónica. Además, hace falta incrementar el número de plazas de médicos para evitar que las acumulaciones por vacaciones supongan un deterioro de la asistencia.

En La Rioja se siguen esperando los refuerzos prometidos pese a ser una de las comunidades más castigadas por la pandemia. Las plantillas están exahustas y desmotivadas.

En Cataluña, las UCIs están ya al 80% de su capacidad y la curva va en accenso. Pedimos más recursos materiales y humanos, además de mejorar las condiciones laborales y los contratos.