5 de octubre "Día mundial del docente": Un día para el reconocimiento: un reconocimiento al día a día
05 de Octubre de 2020

Los docentes somos vocación, somos entrega, corazón y alma, guía en el aprendizaje de nuestro alumnado, compartiendo con ellos sabiduría, experiencia y, sobre todo, cercanía y dedicación.

Llega un nuevo 5 de octubre mundialmente dedicado por la UNESCO a los docentes y su inconmensurable labor profesional, social y humana, este año bajo el lema “Docentes: liderar en situaciones de crisis, reinventar el futuro”.

Y llega justo en un momento en el que enseñar se ha convertido en todo un reto, no solo por las limitaciones y riesgos que conlleva ejercer nuestra profesión en tiempos de pandemia, sino porque a ello hemos de añadir decisiones políticas que, lejos de arrimar el hombro, se alejan cada vez más de la realidad educativa, de ese “día a día” y, por ende, del profesorado.

En CSIF sabemos que la profesionalidad y el esfuerzo incansable de los docentes deben ir acompañados del merecido reconocimiento a su labor, del respeto y cumplimiento de sus derechos y de la acuciante necesidad de ejercer su trabajo con los recursos y garantías necesarios para ello.

Por ello, y ante la crisis sanitaria que vivimos, CSIF sigue con fuerza exigiendo personal sanitario en los centros educativos mediante la figura del personal de enfermería escolar, luchando por una dotación de recursos materiales y, sobre todo, personales basados en el aumento de plantillas y la reducción de ratios, entre otros.

Siempre es buen momento para reconocer la labor docente, pero nunca estuvo tan clara esa necesidad como ahora.

Es de justicia poner en valor el enorme esfuerzo que el profesorado hizo el curso pasado tras el decreto del estado de alarma, entregando su tiempo y sus propios recursos para llegar a todos los alumnos y alumnas.

Ese comportamiento ejemplar se recoge en el eslogan de la UNESCO de este año pues, efectivamente, es el profesorado quien lidera con éxito la crítica situación y se reinventa a marchas forzadas.

Es tiempo de dar el lugar que se merecen a tantos y tantos docentes que siguen paliando con su entrega y profesionalidad las carencias y torpezas de quienes nos dirigen.

Desde CSIF transmitimos una vez más nuestro reconocimiento y agradecimiento más profundo para cada uno de nuestros compañeros y compañeras que con su valía y compromiso aseguran una mejor sociedad del mañana.

Seguimos exigiendo un Pacto de Estado por la Educación. Hoy más que nunca es evidente el daño que la politización cainita hace a nuestra educacion y a nuestra sociedad. Necesitamos un acuerdo para solucionar los problemas endémicos que nuestro sistema padece desde hace 30 años y que estabilice de una vez por todas nuestra Ley Orgánica. Un sistema que escuche y reivindique el papel esencial del docente. Un consenso que mejore y homologue sus condiciones laborales y su prestigio social a través de un Estatuto Docente, que para regule toda su vida profesional, mejorando el acceso y la carrera docente como cuerpo nacional.

En este Día Mundial de la profesión, como hacemos día tras día, CSIF lucha por la dignificación de la labor docente.