La ONCE se niega a realizar pruebas de detección de Covid a los vendedores de cupones, como reclama CSIF
- La dirección de la ONCE dice que “no sería de gran utilidad” hacer las pruebas
30 de Septiembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha solicitado a la dirección de la ONCE que realice pruebas de detección de Covid-19 a todo el personal expuesto al público, para detectar posibles positivos y/o asintomáticos en la plantilla.

Sin embargo, en una respuesta por escrito, la dirección de Seguridad y Salud Laboral de esta organización considera que no es “adecuado” ni “factible”, además de poco útil, la realización de estas pruebas a los trabajadores.

“En relación a la propuesta de hacer pruebas de detección de infección por SARS-COV-2 mediante la realización de PCR o técnica similar para todos los trabajadores expuestos al público, no se considera que sea una actividad adecuada ni factible su realización de forma genérica al conjunto de la plantilla, ni tampoco que fuese de gran utilidad puesto que habría que estar realizándola diariamente, dado que el que salga negativo un día no presupone que no te puedas contagiar al día siguiente”, indica la ONCE en su escrito de respuesta a la petición de CSIF. En el Comité de Seguridad y Salud Laboral celebrado ayer, la dirección insistió en su postura de que realizar test es poco útil.

CSIF hizo esta petición de pruebas para los trabajadores la semana pasada, por la preocupación ante los riesgos que corren empleados y clientes de la ONCE “al estar en constante intercambio los productos que se comercializan”. Pero la organización indica sobre este extremo que la OMS “ha desmentido que el dinero en efectivo transmita el coronavirus”, pese a que recomienda lavarse las manos después de usarlo.

La sección sindical de CSIF ha reiterado en una nueva carta su solicitud de PCR o cualquier otra prueba de detección a la plantilla por la situación que se está viviendo en la Comunidad de Madrid, con la incidencia de coronavirus más alta de España y Europa. “La consideramos una actividad muy adecuada y factible, siendo de gran utilidad para detectar los posibles casos positivos y/o asintomáticos entre nuestra plantilla, y así poder aislarlos, como muestra de protección de la ONCE hacia sus trabajadoras y trabajadores (…) y dar tranquilidad a nuestros clientes”, indica CSIF en su escrito.