El personal de Prisiones no cuenta con protección suficiente frente a la pandemia: ya hay cerca de un centenar de contagiados
- CSIF no participará mañana en los actos con motivo de La Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias
- Advertimos de que las actuaciones de prevención han llegado tarde: 903 internos y 163 trabajadores están en cuarentena
23 de Septiembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en la mesa de negociación de Prisiones, no participará este año en los actos con motivo de la festividad de La Merced en protesta por la falta de medidas de protección del personal en las cárceles para afrontar la pandemia.

Desde el sindicato, advertimos de que hay 71 trabajadores de Prisiones y 123 reclusos contagiados por el Covid-19, mientras que otros 164 se encuentran en cuarentena (así como 903 internos), según datos de esta misma semana. Durante la pandemia, hemos lamentado el fallecimiento de cuatro compañeros del colectivo.

Estamos sufriendo de manera directa la pésima gestión de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, ya que las actuaciones de prevención han sido escasas y han llegado tarde. Por esta razón, el pasado marzo nos vimos obligados a pedir amparo al Defensor del Pueblo ante la indefensión de internos y personal de Prisiones.

En materia laboral, las plantillas están infradotadas y envejecidas, con bajas y vacantes que no son repuestas, y falta personal sanitario. Exigimos el reconocimiento de los funcionarios de prisiones como agentes de la autoridad en el ejercicio del cargo, y reclamamos el desarrollo de un Protocolo contra agresiones

Denunciamos también la ralentización de la negociación de las mejoras laborales y económicas de los trabajadores/as penitenciarios; la insuficiente Oferta de Empleo Público, que ni sirve para cubrir las bajas vegetativas de estos años ni para dar una solución al envejecimiento de las plantillas.

Rechazamos, además, la paralización de las negociaciones del IV Convenio único de la Administración General del Estado, que afecta directamente al personal laboral de Instituciones Penitenciarias.