CSIF advierte de que aún faltan más de 6.000 profesionales en la Sanidad: la llegada de la gripe agravará la situación en otoño
- Los datos publicados hoy por la Seguridad Social revelan el déficit de personal
- Situación caótica en la Atención Primaria: suben las listas de espera, se triplican las consultas y urge reforzar las plantillas
02 de Septiembre de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha advertido hoy de que la situación en la Atención Primaria comienza a ser caótica ante los rebrotes por la falta de personal, de medios preventivos y la subida de las listas de espera.

Desde CSIF, alertamos de que la llegada de la gripe agravará la situación porque hay un déficit de más de 6.000 efectivos sanitarios respecto al año pasado y las contrataciones han sido insuficientes en todo el país, pese a la promesa del Gobierno de contratar a 50.000 profesionales.

Según datos publicados hoy por la Seguridad Social, en agosto de 2020 había 1.694.012 personas contratadas en la Actividades Sanitarias y Servicios Sociales, 43.862 más que en agosto del año pasado, si bien aún por debajo de los 50.000 prometidos por el Gobierno en pleno confinamiento. Además, en esta cifra se incluye también al personal de residencias, por lo que el déficit en las plantillas de la Sanidad es aún mayor.

Las CCAA comienzan a estar desbordadas, sobre todo, en la Atención Primaria, se triplican las consultas, faltan rastreadores y urge tomar medidas para no caer en los mismos errores. Hay que agilizar la implantación y formación de estos profesionales, insuficientes a pesar de los refuerzos del Ejército

Los centros necesitan personal, al igual que los servicios de urgencias de los hospitales, primera línea ante la llegada de pacientes con síntomas. Además, hay otros que carecen de doble circuito para atender posibles contagios de COVID y otro tipo de patologías.

En la Comunidad de Madrid, la falta de personal en Atención Primaria provoca importantes retrasos en las citas ordinarias que pueden llegar hasta los 15 días. Es sólo una muestra de la precaria situación que viven los centros de salud madrileños, que siguen sufriendo la escasez de médicos de familia o pediatras, entre otros.
Todo ello provoca que en demasiados casos recaiga la responsabilidad en el personal de enfermería, que asume determinadas decisiones diagnósticas que no le corresponden. Para CSIF, el origen de la situación actual de Madrid, que lidera el aumento de casos, está en la falta de rastreadores. Los 150 rastreadores del Ejército no son suficientes y sin esta figura de detección precoz continuarán aumentando los casos.

En Andalucía, alertamos sobre la saturación de la Atención Primaria por la falta de contrataciones para el rastreo y son los trabajadores/as, especialmente de Enfermería, quienes asumen estas funciones, que deben combinar con su trabajo habitual.

En Castilla y León, hay colas en los centros de salud para hacer los PCR y denunciamos las condiciones en los espacios para la toma de muestras, fundamentalmente por mala ventilación. La falta de efectivos preocupa -especialmente en enfermería-, hay numerosas bajas y en los hospitales la situación preocupa, aunque hay capacidad para ingresos.

En Castilla-La Mancha, actualmente hay 417 rastreadores y se ha anunciado la contratación de 130 más, aunque no se emplearán los del Ejército. La Atención Primaria está desbordada y como ahora sí se realizan PCR las líneas telefónicas están saturadas.

En Cataluña, la clave también es la Atención Primaria y hay mucha incertidumbre de cara a los próximos meses, con una previsión para octubre de sobrecarga tanto por coronavirus, como por vacunaciones escolares, revisiones, etc.

En la Comunidad Valenciana, la situación comienza a desbordarse y los refuerzos no han llegado en su totalidad. El personal de sustitución de verano ha sido el mismo que el año anterior, faltan rastreadores, en Atención Primaria hay colas de usuarios en la calle y profesionales saturados.

En La Rioja, la Atención Primaria no se refuerza más allá de los contratos de verano habituales. El servicio de Urgencias de hospital San Pedro de Logroño (el mayor de la comunidad), por ejemplo, se concentra todos los lunes desde hace 8 semanas para reclamar más efectivos.

En Extremadura, hay preocupación ante el continuo incremento en el número de casos de coronavirus, sin que se refuercen las plantillas ni haya previsión de hacerlo.

En Aragón, hay retrasos en Atención Primaria y, en estos momentos, se han limitado las intervenciones quirúrgicas a lo urgente y oncológico en la mayoría de los hospitales de la comunidad autónoma.