CSIF exige medidas urgentes para frenar el Covid-19 en las cárceles
- Hay que retomar las actuaciones de prevención para evitar contagios generalizados, como propuso CSIF en marzo
19 de Agosto de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y mayoritario en la Mesa de negociación del Ministerio del Interior, ha exigido a Instituciones Penitenciarias que ponga en marcha una batería de medidas urgentes para prevenir el avance del Covid-19 en las cárceles y garantizar la seguridad de las plantillas y de la población reclusa.

Desde CSIF, hemos remitido un escrito a Instituciones Penitenciarias con actuaciones para evitar contagios generalizados, como ya planteamos durante la primera oleada del virus. Reiteramos nuestra preocupación ante los últimos casos de Covid-19 en distintos centros penitenciarios como en El Dueso, en Cantabria, en donde la situación se agrava tras varios casos confirmados.
No hay que olvidar que las cárceles dependientes del Ministerio del Interior hay unos 50.000 reclusos y 25.000 trabajadores/as cuya salud depende ahora de unas medidas insuficientes.
Traslados y permisos
Por esta razón, es urgente que los ingresos y permisos que regresen a los centros penitenciarios permanezcan 14 días en celdas en espacios diferentes hasta pasar a los módulos residenciales, suspendiendo los nuevos permisos de manera inmediata.
Además, deberán suspenderse de nuevo todos los traslados, salvo por motivos sanitarios y judiciales extraordinarios, así como las comunicaciones íntimas, familiares y de convivencia, manteniéndose las comunicaciones por locutorio con restricciones. También es necesario un control de temperatura con termómetro de pistola a todos los comunicantes, estableciendo como límite de acceso hasta los 37°C. Se deben suspender las salidas programadas autorizadas como medida de barrera ante contagios y la entrada de personal colaborador, ONG’s, para la realización de actividades. Hay que minimizar los contactos de los trabajadores penitenciarios con los internos a lo estrictamente necesario.
Déficit de personal sanitario
Asimismo, exigimos medios de protección adecuados en cantidad suficiente: mascarillas quirúrgicas, al menos una por servicio y de protección FFP2 si hay que tratar con internos positivos o cuando no se pueda garantizar el distanciamiento; guantes de nitrilo, geles, jabón y toallas de papel, etc.
Urge la contratación de médicos, enfermeros y auxiliares ante la situación de déficit de personal y para dar respuesta al posible incremente de contagios.
Así, planteamos que se realicen test diagnósticos (hasta ahora se han realizado solo test rápidos) de Covid-19 a todos los trabajadores/as y que los positivos no vuelvan a la vida laboral mientras no se les haga un test que certifique su negativo.
Por último, es necesario acondicionar los puestos de trabajo y se adopten las medidas necesarias en los diferentes departamentos para que las plantillas puedan cumplir la norma de mantener una distancia mínima de dos metros.