Las oficinas de la Seguridad Social reabren al público con las plantillas mermadas y retrasos en el pago de prestaciones de hasta tres meses
- CSIF pide una reunión urgente para abordar el retraso en expedientes: la Seguridad Social no da cita hasta el 30 de junio y las oficinas de Tesorería aún no abrirán en Madrid.
- Las plantillas se han reducido un 21 por ciento desde 2010 por las políticas de recorte: los planes de reconstrucción deben incluir un refuerzo de la Seguridad Social con más de 6.000 personas
25 de Junio de 2020

Las oficinas de la Seguridad Social han comenzado a abrir al público, desde que comenzara del Estado de Alarma, con la incertidumbre de las plantillas ante el volumen de expedientes y la situación de retraso en el reconocimiento de prestaciones, como consecuencia del déficit de personal. Esta apertura no será homogénea, ya que en algunos territorios, como Madrid, las oficinas de la Tesorería (cobros y altas en la Seguridad Social) todavía no están preparadas.

CSIF ha solicitado una reunión urgente con los responsables de la Seguridad Social, ante las consultas recibidas por el sindicato ante el retraso de expedientes relacionados con situaciones de Incapacidad Temporal, permisos de paternidad y maternidad, entre otros, durante los meses de Estado de Alarma. Según información recabada por CSIF en oficinas de diferentes puntos de España se ha dado orden de que todas aquellas prestaciones de más de 6.000 euros deben de ser remitidas por sistema a Madrid para su revisión y pago, lo que está provocando demoras.

Esta situación se añade a los retrasos en el pago que ya se estaban produciendo desde comienzo de año, tanto en el reconocimiento de incapacidades temporales, como en pensiones de jubilación (de quince días a más de un mes) y que se pueden ver agravadas ahora por la gestión de la Renta Mínima. En el caso de la Renta Mínima, además, se están produciendo disfunciones. Para el trámite de esta prestación se contrató a personal de Tragsatec, si bien hay cuestiones que plantean los ciudadanos, así como el reconocimiento de la prestación, que debe seguir realizando la plantilla de la Seguridad Social.

Por eso, los trabajadores y trabajadoras de este organismo están preocupados ante la reapertura. De hecho, al menos en Madrid, no se van a abrir las oficinas porque hasta hoy no se puede empezar a dar citas previas y como mínimo hasta el 30 de junio no se podrá atender a los ciudadanos, según constaba en la web hasta las 14,00 horas de ayer miércoles. El resto de las gestiones se seguirán haciendo de manera telemática, lo que sin duda generará situaciones tensas por el cabreo de los ciudadanos/as que acudan.

Estos días previos ya hay personas que acuden a las oficinas y golpean los cristales con las manos para recabar información.

Esta situación está motivada en gran medida por el recorte que se ha producido en las plantillas a lo largo de los últimos 10 años, según un análisis de CSIF a partir de los últimos datos del Boletín Estadístico de Personal:

Evolución de la Plantilla de la Seguridad Social

Enero de 2020 23.909 personas
Enero de 2019 24.630 “ ”
Enero de 2015 27.968 “ ”
Enero de 2010 30.462 “ ”

En definitiva, a lo largo de los últimos 10 años se han perdido 6.553 empleos, el equivalente al 21 por ciento de la plantilla.

Con todo, la plantilla de la Seguridad Social ha trabajado durante toda la crisis del coronavirus en jornadas maratonianas, tanto en sus propios domicilios por el confinamiento (utilizando ordenadores y teléfonos propios), como en las oficinas a puerta cerrada, para mantener el funcionamiento del sistema de prestaciones durante esta crisis.