CSIF critica que el CEE plantee propuestas que agravarán aún más el problema del fracaso escolar
- El Consejo Escolar del Estado propone eliminar el título de la ESO
- CSIF votará en contra de este borrador de medidas para el nuevo curso y presentará actuaciones alternativas
04 de Junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, votará en contra de la propuesta del Consejo Escolar del Estado de eliminar la titulación actual de la ESO para sustituirla por un certificado, sin límite de suspensos, porque agravará el problema del fracaso escolar en nuestro país.

El Consejo Escolar, en un borrador de propuestas sobre el comienzo de curso 2020-2021, plantea una serie de actuaciones que CSIF no comparte porque no aportan las soluciones que requiere nuestro sistema educativo con urgencia.
Además, advertimos de que las administraciones están intentando culpar al coronavirus de los problemas estructurales que arrastra nuestro sistema educativo desde hace décadas.
Lamentamos que este documento del Consejo Escolar pretenda suplantar a las mesas de negociación e incluir medidas que van más allá de la crisis sanitaria y que, por su carácter ideológico, impedirán alcanzar un acuerdo, algo esencial en una situación tan grave como la que ha provocado la pandemia.
Desde el sindicato presentaremos nuestra alternativa al Consejo Escolar del Estado -durante la reunión del Pleno el próximo 23 de junio - con una batería de propuestas para el nuevo curso para que sean negociadas como corresponde al derecho de los docentes a la negociación colectiva.
CSIF, como miembro pleno de este órgano colegiado, ha buscado un consenso entre los distintos integrantes con un documento de mínimos inspirado por los principios rectores que nos unen: la defensa del derecho a la educación y la igualdad de oportunidades. Sin embargo, una vez más algunos colectivos han buscado politizar la educación.
A partir de ahí, reclamaremos al Ministerio de Educación que impulse estas actuaciones para recuperar cuanto antes el ritmo de la educación sin que ningún alumno/a quede atrás por los efectos de la crisis sanitaria. Todo ello debe servir de base para profundas reformas que de verdad luchen contra los problemas estructurales que sufre nuestro Sistema Educativo.