CSIF insta a los Grupos Parlamentarios a que se considere enfermedad profesional el contagio por Covid-19
- CSIF exige que se haga extensiva el reconocimiento de contingencia profesional al conjunto de las personas trabajadoras
04 de Junio de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado ha remitido un escrito a los Grupos Parlamentarios para que insten la tramitación como proyecto de ley del Real Decreto-ley 19/2020 donde se reconoce el contagio por Covid-19 como contingencia profesional derivada de accidente de trabajo, pero única y exclusivamente al personal que presta servicios en centros sanitarios o socio-sanitarios.

CSIF fue el primer sindicato que el pasado 5 de marzo solicitó que el contagio por el Covid-19 debería ser considerara a todos los efectos enfermedad profesional, reiterándolo en varios escritos incluso remitidos al presidente del Gobierno el pasado 29 de abril tal y como recomendaba la Organización Mundial de la Salud.

Hasta ahora este tipo de contingencias se consideraban como accidente de trabajo solo en los casos que se pruebe que el contagio de la enfermedad se ha contraído con causa exclusiva en la realización del trabajo en los términos que señala el artículo 156 de la LGSS. A partir de ahora, valdrá únicamente con que se acredite por los servicios de Prevención de Riesgos laborales y Salud Laboral y también a efectos de indemnizaciones por secuelas.

Si bien esta nueva regulación es un avance positivo, a criterio de CSIF la misma debe se reconocida como enfermedad profesional para el personal sanitario y socio-sanitario y extenderse el reconocimiento de accidente de trabajo al conjunto de las personas trabajadoras que por su actividad profesional han estado expuestas a similares riesgos de contagio de la pandemia.

CSIF, además, no comparte la limitación temporal que hace que el reconocimiento como contingencia profesional derivada de accidente de trabajo esté limitado a las enfermedades contraídas durante la pandemia y hasta transcurrido un mes desde la finalización del estado de alarma, o hasta cinco años en caso de que se produzca el fallecimiento.
Por ello CSIF se ha dirigido a los Grupos Parlamentarios para que conforme a lo establecido en el Título VI del Reglamento del Congreso, propongan que el Real Decreto- ley 19/2020, sea tramitado como proyecto de ley por el trámite de urgencia, a fin de que podamos presentar enmiendas al articulado en los términos expuestos.