CSIF alerta de que peligran los empleos de miles de profesores asociados en las universidades por la crisis del Covid-19
-Hay más de 30.000 docentes asociados en las universidades públicas: son mayoritarios en Cataluña, Valencia, Murcia y en la Complutense
-El estado de alarma impide que se puedan convocar y resolver los concursos y sus plazas se quedan en el aire

20 de Mayo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha advertido de que miles de profesores asociados pueden perder su empleo el próximo curso universitario 2020-21 por la crisis del Covid-19.
El número de profesores asociados en las universidades públicas españolas supera los 30.000 y su presencia es masiva en universidades de Cataluña, Valencia, Murcia y en la Complutense de Madrid.

La crisis actual plantea una grave situación para los contratos con duración temporal, en casos de docentes como los Profesores Asociados y Profesores Asociados de Ciencias de la Salud, debido a la imposibilidad de convocar y resolver los concursos por las limitaciones fijadas en el estado de alarma y por la suspensión de los plazos administrativos.

En este sentido, desde CSIF criticamos la falta de compromiso del ministro de Universidades, Manuel Castells, quien solo acordó prorrogar contratos mientras dure el estado de alarma. Por eso, instamos a las universidades públicas a que afronten la situación y negocien una prórroga de los contratos del colectivo para el curso 2020-21.

Las Universidades pueden acordar con las Comunidades Autónomas una prórroga extraordinaria por un año de los contratos cuya finalización coincida con el curso académico actual, entre otros casos.

De no realizar estas prórrogas excepcionales sin necesidad de convocatorias, las universidades correrán el riesgo de quedarse con muchas plazas vacantes y los alumnos serán los que sufran también sus efectos.

Avance para 2.000 docentes de las universidades madrileñas

La propuesta de prórroga extraordinaria -planteada por CSIF el mes pasado al ministerio de Universidades y a la Conferencia de Rectores (CRUE) - ya está prácticamente cerrada en las universidades madrileñas, en donde la situación de unos 2.000 profesores asociados puede quedar solucionada en breve.

Esto ha sido posible gracias al acuerdo impulsado por CSIF con las seis universidades públicas, y el resto de organizaciones sindicales, y la implicación de la Consejería del ramo para adaptar la renovación de las contrataciones del Personal Docente e Investigador laboral al estado de alarma.

Desde el sindicato, recordamos que hay también otros colectivos docentes como el profesorado Sustituto y el profesorado Ayudante Doctor con una problemática similar por la falta de flexibilidad en los concursos para su contratación. No dará tiempo a realizar todo el largo proceso tras la conclusión del estado de alarma y se perderán unos recursos humanos fundamentales para la docencia en el próximo curso.