CSIF denuncia que la EBAU provocará disparidad entre CCAA y no garantizará la igualdad de oportunidades
- El BOE publica la orden que modifica aspectos de la prueba de acceso a la Universidad por la crisis sanitaria
- El sindicato lamenta que no se haya establecido una prueba única y exige al Gobierno plenas garantías sanitarias para los exámenes
23 de Abril de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, lamenta que la orden ministerial publicada hoy sobre la Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad no contemple una prueba única en el conjunto del Estado.

Todos los años se producen situaciones que favorecen la disparidad y este año, como consecuencia de la crisis por el COVID-19 y las dificultades añadidas para el alumnado por la ausencia de clases presenciales, era más necesario que nunca establecer una prueba única y entendemos que no se garantiza de manera suficiente la igualdad de oportunidades. Cabe recordar que, si bien la prueba se hace en cada Comunidad Autónoma, ésta es válida para acceder a cualquier universidad española.

El año pasado la ministra de Educación admitió las dificultades que se produjeron tras las incidencias detectadas en varias comunidades autónomas (diferencias en los niveles de dificultad y de puntuación). De hecho, anunció la creación de un grupo técnico de trabajo para corregir estas incidencias, pero vemos que lamentablemente no ha sido así.

Exigimos que se publiquen cuanto antes las condiciones sanitarias para que los exámenes se realicen con plenas garantías. Además, advertimos de que la orden sobre las pruebas de acceso a la Universidad -publicada hoy en el BOE- tampoco incluye un Plan B en caso de que los exámenes no se puedan realizar en julio debido a la evolución de la pandemia.