CSIF analiza con Pablo Casado la crisis del covid-19: El sindicato defiende un consenso entre partidos y un pacto de Estado para la reconstrucción del país
- El sindicato inicia una ronda con partidos políticos para explicar su denuncia contra Illa ante el Supremo, la necesidad de mejorar la coordinación entre Gob. y CC.AA. y un plan estratégico de empleo en las Administraciones públicas, con unos presupuestos consensuados por todos los grupos políticos
- Denuncia ante el Supremo: pese a los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud, el Gobierno no hizo acopio de material
- El sindicato reclama agilidad en las contrataciones. No puede ser que en marzo solo se hayan realizado 7.000 contratos en la sanidad, de los 50.000 que se plantearon
03 de Abril de 2020

Miguel Borra, presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, mantuvo hoy una reunión por video conferencia con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, para analizar la situación actual de la pandemia por el COVID 19.

CSIF considera que esta situación de excepcionalidad exige unidad, responsabilidad y patriotismo al conjunto de las fuerzas políticas, que deben dejar a un lado las diferencias en este momento trascendental. En este sentido, defendemos la oportunidad de un pacto de Estado para la reconstrucción del país.

CSIF ofrece a las diferentes fuerzas políticas (con las que llevará a cabo una ronda de contactos) y al Gobierno su colaboración para diseñar un plan estratégico para reforzar el empleo. Planteamos analizar los recursos humanos de las administraciones públicas, para que puedan responder a las necesidades de los ciudadanos en este nuevo contexto económico. Se trata, en definitiva, de ofrecer un servicio de calidad a nuestros ciudadanos: Sanidad, Servicios Sociales, Administración General del Estado, Educación, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado... Porque como no nos hemos cansado de denunciar estos años, se ha desmantelado el Estado del Bienestar. Este plan debería ir incluido en unos presupuestos generales del Estado que cuente con el apoyo de todas las fuerzas políticas.

Desde CSIF, también tendemos la mano para alcanzar acuerdos sólidos, también para la mejora en la calidad del empleo. La destrucción de empleo por la crisis pone en evidencia la debilidad de nuestro sistema productivo. Es momento por tanto de repensar este sistema fortalecer nuestra industria y volver a crear empleo de calidad y cualificado. Por su parte, el sistema financiero debe ser solidario y apoyar a trabajadores y empresas, tras la generosidad que demostró la sociedad española en la anterior crisis económica, en estos momentos de incertidumbre.

COORDINACIÓN ENTRE ADM. Y MEJORA DE LA CONTRATACIÓN EN LA SANIDAD

Miguel Borra también señaló la necesidad de mejorar la coordinación de las administraciones públicas en esta crisis para disponer de los recursos adecuados, compra de material, derivación de pacientes o en la mejora de los mecanismos de contratación. No puede ser que en la actual crisis, sólo se hayan realizado 7000 contratos de los 50.000 que señaló el Gobierno.

CSIF también reclama que se considere personal de riesgo por su exposición al coronavirus a todo el personal que presta sus servicios como actividad laboral. Asimismo, reclamamos que se considere a efectos de pensiones e indemnizaciones las incapacidades y fallecimientos por coronavirus.

Finalmente, una vez superada la crisis, CSIF entiende que será el momento de determinar responsabilidades políticas así como jurídicas. Miguel Borra explicó a Casado la denuncia presentada por el sindicato al Tribunal Supremo contra el ministro de Sanidad, Salvador Illa como máxima autoridad en la gestión de la crisis.

Pese a los requerimientos realizados por la Organización Mundial de la Salud (entre otros el pasado 3 de marzo), el Gobierno no hizo el acopio necesario de material. Por eso, entendemos que los contagios y fallecidos por la falta de previsión y material de protección pueden constituir delitos contra los trabajadores por infracción de normas de prevención laboral, de lesiones y homicidio imprudente.