Instituciones Penitenciarias convoca una reunión extraordinaria para analizar la crisis del coronavirus en las cárceles españolas
- CSIF reclamó la convocatoria urgente de la Comisión de Prevención de Riesgos Laborales ante la gravedad de la situación
09 de Marzo de 2020

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha convocado una reunión extraordinaria del Grupo de Trabajo de Prevención de Riesgos Laborales para abordar actuaciones específicas para las plantillas frente a la exposición al coronavirus.

Esta reunión se produce después de la petición de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) -sindicato mayoritario en la mesa de Instituciones Penitenciarias- para diseñar un Protocolo urgente de actuación en este ámbito. Lamentablemente, no han decidido reunirnos hasta que no se ha producido un caso en la prisión de Aranjuez (Madrid).

Desde CSIF, advertimos de que no hay material suficiente ni equipos adecuados para atender esta situación. En este sentido, hemos pedido explicaciones sobre el material preventivo de los centros penitenciarios -guantes, mascarillas y gel desinfectante para prevenir la transmisión- sin que nos hayan dado ninguna respuesta.

Hasta ahora, solo nos han trasladado las recomendaciones genéricas que realizan desde el Ministerio de Sanidad a toda la ciudadanía, sin que se cuente con un protocolo específico que atienda a las particularidades de un espacio como el de una prisión.

Desde hace semanas, se tenía que haber extremado el control de las visitas a internos, por ejemplo, con la medición de la temperatura corporal. Del mismo modo, se debería haber trasladado a los funcionarios un protocolo para saber qué hacer en caso de contacto con alguna persona afectada y cómo evitar la propagación entre trabajadores y reclusos en un medio como la prisión. Además, consideramos que es indispensable reforzar la plantilla de personal sanitario, con 262 vacantes por cubrir entre profesionales de medicina y enfermería y 135 de auxiliares de enfermería.

CSIF afirma que no se han tenido en cuenta las especiales características de la vida y el trabajo en prisión ni se han previsto procedimientos regimentales para cuarentena de presos en casos de coronavirus.