8 de Marzo. La precariedad en el sector público se ceba con las mujeres: seis de cada diez contratos temporales son para ellas
- CSIF exige al Gobierno un nuevo plan de Igualdad en la AGE y poner en marcha medidas pendientes como la bolsa de horas para conciliar, o el desarrollo de los protocolos contra acoso sexual y violencia de género
06 de Marzo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, advierte de que la igualdad también es una asignatura pendiente en las administraciones públicas, pese a que este ámbito debería ser ejemplar de cara al conjunto de la sociedad y desde luego sobre la empresas privadas.

Por ejemplo, según un análisis realizado por CSIF a partir de la Encuesta de Población Activa, en las administraciones públicas se registran 605.000 contratos temporales a mujeres frente a 300.300 a hombres. Es decir, de cada diez contratos temporales, seis son para ellas, que llevan sobre sus hombros el peso de la precariedad.

En términos porcentuales, las mujeres registran un 32,8 por ciento de temporalidad en el sector público, ocho puntos por encima respecto a la tasa general de temporalidad de las mujeres en el conjunto del mercado laboral español. Esta situación es inaceptable.

De hecho, tal y como señalamos con motivo del Día contra la Brecha Salarial, las cifras del INE confirman que las ganancias medias anuales de las mujeres también son casi 3.200 euros inferiores a las de sus compañeros (27.391,38 euros frente a 30.581,96 euros) en los sectores de Administración Pública y Defensa; Seguridad Social obligatoria.

Con ocasión de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, CSIF reclama al Gobierno un nuevo Plan de Igualdad para la Administración General del Estado que permita corregir este tipo de situaciones y poner en marcha, en el ámbito de las administraciones públicas, otras medidas pendientes como el desarrollo de las bolsas de horas para conciliación, la jornada de 35 horas, o el desarrollo de protocolos contra el acoso sexual o de movilidad y protección en casos de violencia de género.

En relación a la Ley sobre Libertad Sexual, CSIF valora de manera positiva esta apuesta del Gobierno por mejorar la eficacia y la concienciación social frente los delitos que atentan contra la libertad sexual.

A nuestro entender, se trata de una medida valiente y necesaria desde el punto de vista social, si bien, a la espera de conocer el detalle de la norma. Desde CSIF confiamos en que tendrá el recorrido y la discusión necesario entre los diferentes agentes implicados (judicatura, órganos consultivos, comunidades autónomas, etc) entre los que desde luego se encuentra también CSIF, como organización sindical representante de profesionales en los diferentes ámbitos en los que se deben aplicar las medidas.

CSIF coincide con el enfoque de integrar las violencias sexuales dentro de las violencias machistas, si bien reclamamos reforzar los juzgados de violencia de género, la formación de profesionales que participan en los diferentes niveles de atención integral a las mujeres agredidas.

En este sentido, también para mejorar la sensibilización, prevención y lucha contra estas conductas en el ámbito laboral (tanto en el ámbito de la violencia sexual, como la violencia de género) pedimos al Gobierno que regule la figura del delegado/a especializada en Igualdad y Violencia de Género. Esta especialización –una medida diseñada por CSIF, que ya está formando a sus propios delegados/as-- es clave para prevenir casos como la lamentable muerte de la trabajadora de Iveco después de que se divulgara un vídeo suyo con contenido sexual entre sus compañeros.