CSIF reclama más medios para los juzgados de violencia de género y formación a profesionales de las administraciones públicas
- Ley de Libertad Sexual. Una medida valiente y necesaria, que necesita también el consenso con los/las profesionales de las administraciones públicas
- Pedimos a Trabajo e Igualdad que regulen la figura del delegado sindical en Igualdad y Violencia de Género
03 de Marzo de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, valora de manera positiva la apuesta del Gobierno y, en concreto del Ministerio de Igualdad, por mejorar la eficacia y la concienciación social frente los delitos que atentan contra la libertad sexual.

A nuestro entender se trata de una medida valiente y necesaria desde el punto de vista social, si bien, a la espera de conocer el detalle de la norma. Desde CSIF confiamos en que tendrá el recorrido y la discusión necesario entre los diferentes agentes implicados (judicatura, órganos consultivos, comunidades autónomas, etc) entre los que desde luego se encuentra también CSIF, como organización sindical representante de profesionales en los diferentes ámbitos en los que se deben aplicar las medidas.

CSIF coincide con el enfoque de integrar las violencias sexuales dentro de las violencias machistas y en este sentido, reclamamos reforzar los juzgados de violencia de género, la formación de profesionales que participan en los diferentes niveles de atención integral a las mujeres agredidas.

En este sentido, también para mejorar la sensibilización, prevención y lucha contra estas conductas en el ámbito laboral (tanto en el ámbito de la violencia sexual, como la violencia de género) pedimos al Gobierno que regule la figura del delegado/a especializada en Igualdad y Violencia de Género. Esta especialización –una medida diseñada por CSIF, que ya está formando a sus propios delegados/as-- es clave para prevenir casos como la lamentable muerte de la trabajadora de Iveco después de que se divulgara un vídeo suyo con contenido sexual entre sus compañeros.

Esta propuesta también ha sido trasladada a la ministra de Trabajo, que ayer avanzó la voluntad del Gobierno de ampliar la protección a las víctimas de violencia y acoso en el trabajo.
La promoción de la Igualdad en el ámbito laboral se refiere a los salarios, puestos de responsabilidad, pero también a establecer una cultura de respeto entre hombres y mujeres, desterrando, de una vez por todas, el machismo de nuestros centros de trabajo. Esto es responsabilidad de todas y de todos.

Y es que las mujeres convivimos a diario con el machismo y la discriminación. La mitad de las trabajadoras, según una encuesta que publicamos el año pasado, reconoce que tiene que aguantar en su trabajo bromas machistas, piropos, mensajes de whatsapp subidos de tono, miradas o contacto físico no deseado.