CSIF urge a revisar los centros públicos afectados por el temporal Gloria
- La Administración debe garantizar que los edificios públicos reúnan las condiciones de seguridad para trabajadores y usuarios
25 de Enero de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido hoy al Gobierno que impulse un plan de choque para reparar los daños de la borrasca Gloria en las dependencias públicas dañadas y prevenir los efectos de futuros temporales.

Desde el sindicato, trasladamos nuestro más sentido pésame y manifestamos nuestro apoyo y solidaridad a los familiares de los fallecidos por este temporal.

A falta de datos oficiales sobre su impacto económico, las comunidades autónomas más afectadas han sufrido daños en colegios, hospitales, sedes administrativas y de atención a los ciudadanos (comisarías, juzgados, etc) que hacen necesarias evaluaciones y reparaciones urgentes.

Desde CSIF, solicitamos que se supervise el estado de todas estas instalaciones afectadas para que estén a pleno funcionamiento lo antes posible, garanticen la seguridad de trabajadores y usuarios y la prestación de un servicio público de calidad. Los temporales están mostrando las necesidades técnicas y las deficiencias que sufren muchas instalaciones públicas que se agravan con condiciones climatológicas adversas.

Las incidencias derivadas del temporal se han sucedido en la Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña, Aragón y Andalucía. Destacamos por su gravedad que, en Valencia, por ejemplo, el hospital La Fe sufrió la caída de parte de un techo ya deteriorado, una situación que podía haberse evitado con un plan de mantenimiento adecuado y con más previsión.

En esta comunidad, ha habido también averías en la climatización de consultas en centros de salud y en otras instalaciones públicas como colegios, comisarías y juzgados se registraron incidencias en el suministro eléctrico, filtraciones de agua y encharcamientos de pasillos.

En la provincia de Teruel gran parte de los colegios rurales se han visto afectados y se han suspendido las clases por la imposibilidad de acceso y en las provincias de Málaga y Granada las lluvias y el granizo han provocado daños por filtraciones y goteras en ventanas y tubos del aire acondicionado en distintos centros educativos.