CSIF se moviliza para reclamar seguridad, mejores condiciones laborales y un refuerzo de las plantillas de Prisiones
- Primera protesta tras la disolución de las Cortes Generales: el bloqueo político paraliza la toma de decisiones urgentes
24 de Septiembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en la mesa delegada de Instituciones Penitenciarias, se ha concetrado frente al Ministerio de Sanidad con motivo de la celebración de la Merced (patrona de Instituciones Penitenciarias) para reclamar seguridad, una subida de retribuciones, el refuerzo de plantillas y la regulación como agentes de autoridad de este colectivo.

Desde CSIF -junto a UGT/Acaip y CC.OO-, coincidiendo también con la publicación del decreto de disolución de las Cortes, hemos vuelto a salir a la calle en defensa de las condiciones laborales del personal de Prisiones y para reclamar soluciones urgentes. Consideramos que no tenemos nada que celebrar mientras los trabajadores sigan sufriendo más de una agresión diaria y un déficit de personal de un 15% en los centros.

En Madrid, CSIF y el resto de organizaciones hemos convocado una concentración frente al Ministerio de Sanidad -donde se celebra el acto institucional de La Merced presidido por el ministro del Interior- ante el claro empeoramiento de las condiciones de trabajo y la nula negociación existente.

Desde CSIF reclamamos:

  • El reconocimiento inmediato de los funcionarios de prisiones como agentes de la autoridad.
  • Rigurosa aplicación del Protocolo de Agresiones en Prisiones.
  • Ampliación de los medios coercitivos y la aprobación de las pistolas eléctricas, como medio defensivo.
  • Incremento de las plantillas para ajustarlas a las necesidades reales.
  • Formación adecuada a los trabajadores que se enfrentan a internos peligrosos o situaciones de potencial riesgo.
  • Endurecimiento de las sanciones, como recoge el espíritu del Protocolo, con la elaboración de un nuevo catálogo de faltas y sanciones a las mismas.
  • Mejora de los medios coercitivos: guantes, chalecos, protectores, etc.