La parálisis política asfixia a las universidades y marca el inicio del nuevo curso 2019-2020
- Urge un incremento de fondos públicos y de las plantillas de docentes
- CSIF advierte de que la falta de financiación pública afecta a la mayoría de CCAA, tanto a sus plantillas como a la calidad docente y a la investigación
23 de Septiembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha advertido hoy de que la parálisis política está agravando la situación de las universidades públicas que afrontan un nuevo curso asfixiadas por la falta de financiación y la escasez de plantillas.

Para CSIF, la desinversión pública en la Universidad está afectando a la mayoría de Comunidades Autónomas y algunas como Valencia, Madrid o Castilla y León están proponiendo un nuevo modelo de financiación que garantice estabilidad y les permita mantener su actividad normal en aspectos tan básicos como el mantenimiento de sus edificios o la renovación de equipos.

En diez años, según reflejan los datos del Ministerio de Educación, se ha registrado un descenso de 1.300 millones de euros en el gasto público en educación universitaria entre 2010 y 2017, mientras que la inversión por alumno ha registrado recortes del entorno de un 13%, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Desde CSIF denunciamos también que los ingresos públicos en las universidades siguen a la baja, mientras que se generaliza un incremento de los que proceden de tasas y otros conceptos que tienen que pagar los propios ciudadanos.

En este escenario preocupante, la situación financiera es insostenible en las universidades públicas catalanas y sus rectores demandan acciones inmediatas para que no se vea afectado el funcionamiento normal de los centros y los resultados de la actividad universitaria.

En el caso de la I+D+i, los recursos resultan totalmente insuficientes, ya que la inversión total (pública, privada y extranjera) ha caído en España entre 2009 y 2016, un 10,2% frente al el crecimiento del 17% registrado en la UE, según acaba de certificar la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

Desde CSIF, calculamos que hay que incrementar la inversión en investigación y desarrollo hasta un 0,8% del PIB (10.000 millones de euros) para acercarnos a la media europea y a los objetivos del Programa Horizonte 2020, que financia proyectos de investigación e innovación en el contexto europeo.

PLANTILLAS DIEZMADAS

CSIF urge a incrementar la financiación para recuperar y mejorar unas plantillas de personal docente e investigador y de administración y servicios, envejecidas, diezmadas por la tasa de reposición y con altos índices de inestabilidad y precariedad.

Solo el 53% de la plantilla de profesores universitarios tiene un trabajo estable y proliferan por miles los profesores interinos (Titulares de Universidad, Contratados Doctores o Sustitutos interinos) y los contratados laborales temporales (Ayudantes, Ayudantes Doctores y Asociados).

En concreto, el colectivo docente más numeroso -que supone una cuarta parte de los docentes universitarios españoles- es el de los 22.800 profesores Asociados, que cuentan con un contrato temporal y dedicación a tiempo parcial, lo que termina traduciéndose en sueldos vergonzosos y en una pésima situación laboral.