Interior aplica la “Ley Mordaza” a los funcionarios de Prisiones para evitar que hablen con los medios de comunicación
- CSIF reclama al PP que promueva una reforma integral de Instituciones Penitenciarias: salarios, refuerzo de plantillas, medios y autoridad
- El PP pedirá a Interior explicaciones por los expedientes abiertos a sindicalistas por hablar con periodistas y presentará una Proposición de Ley para desarrollar la figura de agente de autoridad
05 de Septiembre de 2019

Los responsables de Prisiones de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el Ministerio del Interior, mantuvieron hoy una reunión con el Grupo Parlamentario Popular (Isabel Borrego, Ana Belén Vázquez, Maribel Blanco y Luis Santamaría) para analizar la situación de deterioro de Instituciones Penitenciarias.

El PP nos informó de que pedirá explicaciones al Ministerio del Interior por los expedientes abiertos a trabajadores que han denunciado esta situación a los medios de comunicación, en el ejercicio de su derecho a la libertad sindical y a la libertad de expresión.

CSIF muestra su solidaridad y todo el apoyo a compañeros de Prisiones que han sido amedrentados por la Secretaría General por sus intervenciones en prensa, radio y televisión, durante el conflicto que a lo largo de los últimos meses hemos protagonizado (con encierros, huelgas, paros) para denunciar las condiciones que viven a diario los empleados de Instituciones Penitenciarias.

En este sentido, CSIF reclama al PP que promueva una reforma integral de esta Institución para adecuarla a la realidad que se vive en las prisiones en el siglo XXI (la ley actual data de 1979 y su reglamento de 1981), para mejorar la dotación de medios, formación, así como el refuerzo de plantillas, la mejora de retribuciones y el desarrollo de la figura de Agente de la Autoridad.

Sobre este último punto, el PP nos informó que en los próximos días presentará un proyecto de Ley, con la reforma del artículo 80.2 de la Ley General Penitenciaria para que los funcionarios, en el ejercicio de su actividad, tengan la condición de autoridad pública, como ocurre con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.