Llevan a los tribunales a España por no pagar la extra de verano al personal de la embajada en Noruega
- CSIF exige un convenio profesional que acabe con los abusos
- Estos empleados públicos han reclamado judicialmente el pago de 150.000 euros de las pagas extra que no han cobrado desde 2015
10 de Julio de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha reclamado al Gobierno un Convenio Profesional para el personal laboral en el Servicio Exterior, un colectivo integrado por los empleados públicos al servicio de España en embajadas, consulados, consejerías y otros organismos dependientes de la Administración General del Estado.

Desde CSIF, hemos manifestado nuestro apoyo al personal laboral de la embajada española en Noruega -una veintena de trabajadores- que han acudido a los tribunales para reclamar a España que les pague los más de 150.000 euros correspondientes a sus pagas extra de verano y que no han cobrado desde 2015.

En Noruega, existe una denominada “paga vacacional” en verano que es obligatoria por ley y que España se ha saltado sin ningún tipo de explicación a estos empleados públicos. Además, este colectivo no cobra ningún suplemento o compensación por trabajar los fines de semana o en horario nocturno, ni tampoco las horas extra.

En los últimos diez años, han sufrido, además, una congelación de sus salarios y su sueldo medio es de unos 24.000 euros anuales, la mitad de lo que, por ejemplo, cobra un trabajador del sector industrial en Noruega, y una cifra ínfima si se tiene en cuenta el elevado nivel de vida del país.

Desde CSIF, consideramos que es urgente que los empleados públicos del Servicio Exterior cuenten con un convenio colectivo que les ampare, elimine este tipo de abusos y acabe de una vez por todas con el fraude. Además de las reclamaciones en la embajada de España en Noruega, los servicios jurídicos de CSIF están recibiendo consultas de este colectivo en distintos países europeos, quienes están ultimando más actuaciones contra este tipo de incumplimientos.