Nuevo caso de violencia en las prisiones españolas
Un preso peligroso lesiona de gravedad a tres funcionarios durante el reparto de comida
20 de Mayo de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en el Ministerio del Interior, denuncia una nueva agresión en las prisiones españolas, esta vez en el Centro Penitenciario de Segovia, donde un preso peligroso ha lesionado de gravedad a tres funcionarios durante el reparto de comida.

Los dos trabajadores que se encontraban de servicio en ese departamento, al intentar sacar del comedor al interno que estaba provocando un grave desorden, fueron golpeados por el preso. Un tercer funcionario que acudió en su ayuda al intentar reducirlo también resultó herido. Los trabajadores tuvieron que ser trasladados al hospital para evaluar la gravedad de las lesiones y fueron diagnosticados de varios politraumatismos, uno de ellos con contusiones en pierna y rodilla, otro en dedos y mano y el último en costado y el codo.

CSIF logró la semana pasada una condena ejemplar al Estado por la falta de seguridad en las prisiones, dando por tanto razón a las reiteradas denuncias que hemos realizado a lo largo de los últimos años.

En el caso que denunciamos hoy, el agresor, que lleva poco más de un mes en el centro de Segovia, ha protagonizado varios incidentes, con agresiones a otros presos, inundación de su propia celda y se le incautó un “picho” carcelario de fabricación casera. Su historial es el de un interno muy conflictivo y peligroso que ha pasado de primer a segundo grado, cuando se le trasladó a Segovia y con más de cincuenta faltas graves o muy graves y con una docena de agresiones a otros internos en otros centros.

Ante su demostrada inadaptación al medio, esta situación se venía venir, y finalmente ha dado el paso de la agresión a funcionarios. En este sentido, denunciamos la falta de medios personales y materiales, con más de 50 plazas vacantes, y demandamos el inmediato traslado del citado interno para evitar nuevos altercados"

Consideramos de máxima urgencia que la Administración Penitenciaria desbloquee de una vez por todas, el conflicto que se vive en prisiones y dé soluciones a la falta de personal, el envejecimiento de las plantillas, la falta de medios y protocolos para poder atender situaciones de conflicto como la ocurrida con esta última agresión.

CSIF lamenta que se tengan que producir sucesos de esta gravedad para demostrar el déficit de seguridad que venimos denunciando en los centros penitenciarios.

Por ello, desde CSIF reclamamos:

  • El reconocimiento inmediato de los funcionarios de prisiones como agentes de la autoridad.
  • Rigurosa aplicación del Protocolo de Agresiones en Prisiones.
  • Ampliación de los medios coercitivos y la aprobación de las pistolas eléctricas, como medio defensivo.
  • Incremento de las plantillas para ajustarlas a las necesidades reales.
  • Formación adecuada a los trabajadores que se enfrentan a internos peligrosos o situaciones de potencial riesgo.
  • Endurecimiento de las sanciones, como recoge el espíritu del Protocolo, con la elaboración de un nuevo catalogo de faltas y sanciones a las mismas.
  • Mejora de los medios coercitivos: guantes, chalecos, protectores, etc.