Miles de técnicos sanitarios de toda España llevan a la Administración a los tribunales para que les reconozca su categoría profesional, con el respaldo de CSIF
- CSIF, Aetesys y la Plataforma Nacional de Técnicos Sanitarios C1, unen fuerzas para que la Sanidad reconozca su papel en el cuidado del paciente y deje de ningunearles en los centros sanitarios
07 de Mayo de 2019

Miles de técnicos sanitarios de toda España (los tradicionales auxiliares de Enfermería) iniciarán acciones legales contra las diferentes administraciones, con el fin de que la sanidad pública española reconozca su categoría profesional y actualice sus funciones, conforme a los cometidos que realizan en la atención a los pacientes.

Esta iniciativa cuenta con el respaldo jurídico de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, en colaboración con la Asociación Española de Técnicos de Enfermería, Emergencias, Sanitarios y Sociosanitarios (Aetesys) y con la Plataforma Nacional de Técnicos Sanitarios C1

Se trata de un colectivo (unos 500.000 en el conjunto del Estado), en su inmensa mayoría mujeres, que reclama actualizar sus funciones obsoletas, catalogadas del año 1973, y que ya no se corresponden con el trabajo que realizan en la actualidad. En concreto, reclaman la catalogación en los Grupos C1 y B para los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería, Técnicos en Farmacia, Técnicos en Ayuda a Personas en Situación de Dependencia y Técnicos en Emergencias

Los técnicos sanitarios son profesionales cualificados y son los principales proveedores de cuidados básicos al paciente en diferentes ámbitos (alimentación, manejo de aparataje electromédico, vigilancia, control y gestión de la medicación, además de colaborar habitualmente con médicos y enfermeros en técnicas complejas, entre otros). Sin embargo, estas funciones no están reconocidas por el Sistema Nacional de Salud, que se sigue rigiendo por una norma preconstitucional, lo que se traduce en precariedad laboral y falta de reconocimiento y dignificación profesional.

Por otra parte, reivindican un nuevo decreto de funciones actualizado a las competencias reales y actuales de los TCAE; una ratio pacientes/TCAE; la figura de la coordinadora de TCAE en los centros; la creación de más puestos en Atención Primaria, ESAD, Atención a Domicilio, Atención en el Duelo; potenciar las labores de los TMSCAE en primaria. Además, desde CSIF apoyamos la revisión de la titulación académica de los TCAE y Técnicos de Emergencias Sanitarias a nivel 3.