Instituciones Penitenciarias expedienta a sindicalistas por denunciar la precariedad de las cárceles en medios de comunicación
- CSIF prepara actuaciones penales contra Instituciones Penitenciarias por vulnerar la libertad sindical
- CSIF agradece el apoyo de los medios de comunicación, que nos ayudan a denunciar nuestras condiciones laborales
12 de Abril de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato mayoritario en la mesa del Ministerio del Interior, prepara una batería de actuaciones jurídicas (incluido por la vía de lo penal) contra la Secretaría General de Instituciones Penitenciaras por vulnerar el derecho a la libertad sindical.

CSIF muestra su solidaridad y todo el apoyo hacia compañeros de Prisiones que han sido amedrentados por la Secretaría General por sus intervenciones ante medios de comunicación durante el conflicto que a lo largo de los últimos meses hemos protagonizado (con encierros, huelgas, paros) para denunciar las condiciones que viven a diario los empleados de Instituciones Penitenciarias.

Estas amenazas reiteradas se han traducido incluso en apertura de informaciones previas, que podrían derivar en sanción. El detonante y la excusa que ha buscado Instituciones Penitenciarias ha sido el tratamiento informativo del suceso ocurrido en la prisión de Piccassent, tras el brote psicótico de la presunta asesina de Godella (la joven que se encuentra interna en este centro por muerte violenta de sus dos hijos).

Coincidiendo con ese suceso, CSIF también denunció la brutal agresión que sufrió un compañero en Soto del Real (Madrid), que sufrió varios pinchazos en el cuello por parte de un interno catalogado de peligroso.

CSIF respalda a los delegados sindicales que en el legítimo ejercicio de su actividad de control y defensa de las condiciones laborales, denunciaron la situación de precariedad en esta y otras cárceles con ocasión de este suceso. CSIF recuerda el déficit que sufren los centros penitenciarios en materia de personal en todas las áreas, también la falta de preparación, medios materiales y formación específica; la mejora de los mismos redundaría tanto en beneficio de los empleados públicos como en los propios internos.

CSIF ha iniciado esta semana una ronda de contactos con representantes de fuerzas políticas. Nuestras reivindicaciones pasan por una mejora de las retribuciones --equiparación salarial con los funcionarios de Cataluña; una subida lineal de niveles en todos los puestos de trabajo; la asignación al grupo B de los actuales C1)--; refuerzo de las plantillas (reposición de más de 3.000 plazas); mejora de la seguridad y refuerzo de la sanidad penitenciaria para realizar un tratamiento adecuado de internos, con patologías relacionadas con la salud mental.

Se da la circunstancia de que una docena de funcionarios de prisiones han sido agredidos el pasado fin de semana por parte de internos, con lesiones de diferente consideración.

Por ello, en materia de seguridad, desde CSIF reclamamos, además del reconocimiento del Agente de la autoridad, las siguientes medidas:

  • Incremento de las plantillas para ajustarlas a las necesidades reales.
  • Formación adecuada a los trabajadores que se enfrentan a internos peligrosos o situaciones de potencial riesgo.
  • Desarrollo del protocolo de Agresiones que conllevaría entre otras las siguientes medidas

  • Endurecimiento de las sanciones, con la elaboración de un nuevo catalogo de faltas y sanciones a las mismas.
  • Mejora de los medios coercitivos: guantes, chalecos, protectores, etc.
  • Ampliación de los medios coercitivos con la inclusión de un medio defensivo eléctrico.