La plantilla de la Administración General del Estado está en mínimos históricos, con 31.801 empleados a las puertas de la jubilación
- CSIF se reúne hoy con Función Pública para impulsar la oferta de empleo de 2019 antes de que cese el Gobierno
- CSIF exige paliar la sangría en esta Administración, que destruye diez empleos diarios, desde 2009
27 de Marzo de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, se reune hoy con el Ministerio de Función Pública para impulsar la oferta de empleo público correspondiente a 2019, antes de que cese el Gobierno con las inminentes elecciones generales.

Tal y como ocurrió con la aplicación de la subida salarial de 2019, CSIF ha reclamado concretar esta oferta de empleo público para afrontar cuanto antes las necesidades de la Administración General del Estado y los retrasos que acarrean estas convocatorias (aún no ha salido la convocatoria de 2018, pese a que se aprobó por Consejo de Ministros el pasado mes de julio).

Para CSIF, es preciso continuar en la senda de creación de empleo neto como ocurrió en 2018. Ese año se aprobaron 18.349 plazas entre empleo de nuevo ingreso, promoción interna y estabilización de plazas interinas, sin contar Fuerzas Armadas y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Según datos del Gobierno, 1909 plazas se pueden considerar empleo neto; todo un avance respecto a los recortes sufridos en los últimos años, pero muy insuficiente dadas las necesidades en todos los ámbitos de esta Administración (especialmente en Seguridad Social, Agencia Tributaria, Instituciones Penitenciarias o en la Justicia no transferida).

Al contrario de lo que ocurre con las administraciones autonómicas o locales, la Administración General del Estado sigue perdiendo empleo. Se da la circunstancia de que la plantilla cuenta con 201.030 efectivos (los últimos datos son de julio de 2018) registrando así su mínimo histórico desde 2002.

CSIF advierte además de que un total de 31.801 empleados públicos de esta administración tienen más de 60 años (3.494 tienen más de 64) y por tanto se encuentran a las puertas de la jubilación.