La Confederación Europea de Sindicatos Independientes reclama más implicación para el desarrollo del Pilar Europeo de los derechos Sociales
- La CESI celebra su Comité ejecutivo en Madrid y aprueba una moción de cara a las próximas elecciones europeas
- Manifiesta su preocupación por la precarización del empleo en España y respalda la propuesta de CSIF para abrir el diálogo social a organizaciones independientes
22 de Marzo de 2019

La sede de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en el sector público y con creciente presencia en el sector privado español, ha acogido la primera reunión anual de CESI, los días 20, 21 y 22 de marzo.

La Confederación Europea de Sindicatos Independientes (CESI) es una organización sindical europea con 30 años de existencia, reconocida como parte en el diálogo social sectorial europeo que agrupa a más de 40 organizaciones sindicales de todos los países de la Unión que representan a más de 5 millones de trabajadores del sector público y privado.

Entre los sindicatos miembro de CESI se encuentran sindicatos que tienen la condición de más representativos en los sectores públicos de Alemania (Dbb), Holanda (CNV-Connectief), Italia (Confsal) y Luxemburgo (CGFP), que compartimos problemas en nuestros respectivos países y que podemos colaborar para buscar soluciones y resolverlos a la vez que potenciar la acción de CESI en Europa.

Ante el periodo electoral que se abre en Europa, la CESI ha aprobado en su reunión de 21 de marzo una moción en la que reclama a los estados miembros, a los futuros europarlamentarios y la nueva comisión que surja de este periodo electoral, una mayor implicación en el desarrollo del denominado Pilar Europeo de Derechos Sociales a través de los 20 principios proclamados el 17 de noviembre de 2017 en la Cumbre de Gotemburgo que deberían convertirse en derechos concretos para todos los trabajadores europeos.

Asimismo, CESI aboga por una Europa democrática donde rija el Estado de Derecho y que respete el pluralismo incluyendo el pluralismo sindical. En este sentido la Confederación apoya decididamente la justa lucha de los sindicatos miembros como CSIF para ser considerados interlocutores sociales reconocidos en igualdad de condiciones con las fuerzas sindicales denominadas de clase.

En este sentido, CESI apuesta por una mejor y más precisa percepción pública de la Unión Europea, por un enfoque flexible de la integración europea, por una Europa más social que fomente y proteja el trabajo digno, basado en sistemas fiscales justos, que ponga en valor el trabajo de los empleados públicos y defienda los servicios públicos como garantes de estabilidad y cohesión y que considere el gasto social como una verdadera inversión en las personas.

PRECARIZACIÓN DEL EMPLEO EN ESPAÑA

Desde CSIF seguimos con preocupación los procesos de precarización del empleo en España y en toda Europa y abogamos por el desarrollo de directivas como las que recientemente se han acordado entre la Comisión, el Parlamento y el Consejo europeos en materia de condiciones de trabajo predecibles y transparentes, la Autoridad Laboral Europea, trabajadores desplazados dentro de la UE o en materia de conciliación de la vida laboral y familiar.

CSIF y CESI exigen una mayor atención a la protección social de los trabajadores con independencia de la relación laboral que tengan, especialmente, en los trabajadores más vulnerables en situaciones de empleo parcial no voluntario, empleo temporal, empleo de plataformas o el incremento de los falsos autónomos.

Ante la posibilidad de que se produzca una nueva desaceleración de la economía europea y española, CSIF y CESI también reclaman una mayor protección de los servicios públicos para que los Estados no vuelvan a caer en la tentación de recortar en los medios personales y materiales del sector público, así como en las condiciones laborales de los empleados públicos. Es preciso que nuestros servicios públicos estén dotados de forma adecuada con personal bien formado y en puestos de trabajo más seguro y saludables; y protegidos frente a cualquier tipo de agresión o violencia en su puesto de trabajo. En este sentido, los servicios públicos bien dotados suponen un factor de estabilidad y cohesión para Europa.

Por último, los miembros de la CESI reunidos en Madrid, manifestaron su respaldo a la propuesta de CSIF para reformar la Ley Orgánica de Libertad Sindical española.

Para responder a la necesidad de trasladar al ámbito sindical el pluralismo democrático de la sociedad española, reclamamos la modificación de esta norma para que sea suficiente el 5 por ciento de representatividad para estar presente en los ámbitos de negociación, tal como ocurre en el ámbito político, donde se precisa únicamente entre el 3 y el 5 por ciento.

La legislación sindical actual establece una coraza que impide crecer a otras opciones legítimas y deja sin representación a muchos ciudadanos.

Esta misma semana, el presidente de CSIF, Miguel Borra, ha mantenido una reunión con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en la que le ha explicado el crecimiento exponencial de nuestra organización, a tenor de los datos y la desigualdad de condiciones respecto a las organizaciones de clase, en materia de financiación y estructura.

CSIF ha cuadriplicado su representación en las empresas en los últimos 10 años, pasando de los apenas 1.024 delegados en 2009 a los 4.500 a comienzos de este año, restando espacio electoral a las organizaciones sindicales de clase y convirtiéndose en una tercera vía alternativa para los trabajadores/as españoles.

En este contexto, el presidente de CSIF, Miguel Borra, ha mantenido una reunión, con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, en la que le ha explicado el crecimiento exponencial de nuestra organización, a tenor de los datos y la desigualdad de condiciones respecto a las organizaciones de clase, en materia de financiación y estructura.

Más información en la web de CESI