El PP llevará al Congreso las propuestas de CSIF para los empleados públicos en el extranjero
- El sindicato inicia una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para denunciar el abandono de este colectivo en países como Venezuela
- CSIF denuncia la situación límite de 7.000 empleados públicos en el exterior, tras diez años de congelación salarial
14 de Febrero de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha iniciado una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para denunciar el abandono y la situación límite de los empleados públicos de España en el exterior. Este colectivo, de más de 7.000 trabajadores laborales de organismos e instituciones públicas en el extranjero, está sufriendo recortes y mantiene sus salarios congelados desde hace diez años.

En un primer encuentro con el PP, el sindicato ha abordado la situación en Venezuela, donde es urgente que el personal laboral cuente con pasaporte diplomático para garantizar su movilidad con plena seguridad y que perciba el plus de peligrosidad, al igual que los funcionarios, dado que todos están en el mismo contexto excepcional.

CSIF ha reiterado al Grupo Parlamentario Popular la necesidad de que se repatríe al personal del servicio exterior que voluntariamente quiera volver a España y reclama que se pueda trasladar temporalmente a los empleados públicos que lo soliciten a terceros países limítrofes para seguir cumpliendo sus funciones con mayor seguridad.

También exigimos al Gobierno que abra una vía de suministro de medicamentos esenciales para todo el personal de la embajada, tanto funcionario, como los laborales contratados en Venezuela.

Durante este encuentro, el sindicato ha subrayado que es urgente que el Gobierno abra una negociación sobre las condiciones laborales y retributivas de los empleados públicos de España en el exterior y que establezca la dotación de fondos necesaria para paliar los efectos de la congelación salarial que sufren desde hace una década.

Entre los afectados, se encuentra el personal laboral de embajadas, consulados, la AECID o el Instituto Cervantes, acogidos a un acuerdo interministerial de 2008 que regula específicamente sus condiciones, pero que se ha quedado obsoleto y requiere una renovación inmediata. Estos empleados públicos tampoco cuentan con la posibilidad de celebrar elecciones sindicales porque no existe regulación para ello, una exigencia que mantiene CSIF desde hace años.

Informe en 23 países

En la reunión con el Grupo Parlamentario Popular, CSIF ha entregado a los diputados Ana Vázquez y Juan Vicente Pérez un informe con los últimos datos recabados por el sindicato en 23 países sobre la evolución de los salarios en la última década y sus efectos sobre los trabajadores en su día a día.

El informe, elaborado por el personal laboral de las Oficinas Económicas de las Embajadas, revela las carencias y la enorme pérdida de poder adquisitivo que sufren, lo que está afectando a su renta disponible y calidad de vida.

Por citar solo algunos ejemplos, en países como Venezuela los trabajadores registran una pérdida de su poder adquisitivo de un 50%, mientras que en Nicaragua llega al 28%; en Australia, al 23,5%; en Grecia, al 24%; en Noruega, al 21%; en Israel, al 19%; en Francia, al 13,6% o en Marruecos y Finlandia, al 12%.

Para CSIF, todo ello es alarmante y los contratados laborales en el extranjero se encuentran en una situación de discriminación absoluta respecto al resto de empleados públicos. Exigimos compromisos concretos para la revisión de sus salarios y que permitan una progresiva recuperación de la grave pérdida de poder adquisitivo.