El presidente nacional de CSIF llega a La Rioja para dar un nuevo impulso a las demandas del sindicato para los empleados públicos
- Miguel Borra se ha entrevistado con el presidente Ceniceros, tras mantener una reunión de trabajo con los delegados de este sindicato, en un momento crucial para la función pública
13 de Febrero de 2019

El presidente nacional de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, Miguel Borra, ha mantenido un encuentro con los delegados de este sindicato en La Rioja para intercambiar impresiones y dar un nuevo impulso a sus reivindicaciones y exigir que se cumplan en nuestra comunidad los acuerdos alcanzados, tanto a nivel nacional como regional.

Tras una reunión de trabajo en la sede CSIF de Logroño, Borra se ha entrevistado con el presidente José Ignacio Ceniceros en la mañana de este miércoles. A este encuentro, celebrado en el Palacete del Gobierno regional, también han acudido el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Alfonso Domínguez, y el presidente de CSIF La Rioja, Jesús Vicente Hernández. Ambos líderes sindicales han trasladado, una vez más, las reivindicaciones de este sindicato que se hallan un tanto estancadas, a pesar de los pactos firmados por la Administración riojana.

Se da la circunstancia de que una reunión similar tuvo lugar hace exactamente dos años, cuando la situación política era muy diferente a la actual, y antes de que el Ministerio de Hacienda firmará con los sindicatos mayoritarios (entre ellos, CSIF) un acuerdo para reducir la temporalidad en el empleo y la recuperación de los derechos perdidos por los empleados públicos durante los años de crisis.

A punto de finalizar la legislatura, las reivindicaciones de CSIF siguen estando encima de las mesas de negociación: una oferta de empleo público acorde a las necesidades reales de unos servicios públicos de calidad; aumentar la partida presupuestaria para la carrera y desarrollo profesional para todos los empleados públicos; volver al 2% de la masa salarial para la Acción Social reducida ahora a un 1 por ciento; recobrar la estructura salarial previos a la crisis; recuperación del concurso de méritos para los grupos A1 y A2 y la jornada de 35 horas (18 para los docentes) de forma inmediata. Son algunas de las reclamaciones de CSIF al Gobierno regional.

Además hay otros problemas que preocupan a este sindicato de manera acuciante, debido a la situación que vive nuestra Sanidad Pública, como es la escasez de personal en todas las categorías sanitarias y, especialmente, en Atención Primaria. Un grave problema que requiere una solución urgente.

Por otra parte, también nos alarma la pretendida integración de la Fundación Hospital de Calahorra (FHC) que ha propuesto el PSOE, con el beneplácito de otras formaciones políticas, y que supone un nuevo atentado a los principios de igualdad, mérito y capacidad que contempla la ley de acceso a la función pública, que sólo el sindicato CSIF defiende en nuestra Comunidad y cuyos planteamientos llevará dentro de unos días al Parlamento riojano.

Para los empleados públicos de la Administración de Justicia, el presidente nacional de CSIF reclama que se garantice el pago inmediato del complemento transitorio variable (complemento autonómico). Asimismo, ha exigido una bolsa de horas para compensar los excesos de horario, con el fin de que todos los funcionarios de justicia puedan conciliar la vida laboral y familiar. Estos dos puntos han tenido una buena respuesta por parte del consejero Alfonso Domínguez que se ha comprometido a pagar dicho complemento autonómico en la nómina de febrero, como muy tarde. En breve, también se convocará una mesa sectorial de justicia para negociar la “bolsa de horas” que reclama CSIF para todos los funcionarios de este sector.

En cuanto a la actualidad política, Miguel Borra ha manifestado al presidente Ceniceros la honda preocupación de CSIF por el apoyo que está recibiendo el independentismo catalán por parte UGT y CCOO, sindicatos que se han unido a las entidades soberanistas en multitud de ocasiones, y recientemente a favor de los presos del “procés”.

El presidente nacional de CSIF, también ha sido muy crítico con estos mismos sindicatos que junto a SATSE y SAE aprobaron el decreto del catalán en el servicio de salud de las Islas Baleares. Decreto que CSIF ha recurrido por considerar que discrimina el acceso al empleo público. "La lengua debe ser un mérito que sume pero que en ningún caso reste valor a la calidad asistencial de la sanidad pública”, ha dicho Borra, quien considera que este decreto supone una discriminación lingüística que impide a los médicos y otros trabajadores de sanidad riojanos ejercer su profesión en Baleares