CSIF continúa con la ronda de contactos en el Congreso para revertir la bajada salarial de Zapatero
- El Congreso aprueba el Decreto de subida salarial y lo tramitará como proyecto de Ley para introducir mejoras, como reclama CSIF
- El sindicato también promoverá el desarrollo de la Carrera Profesional, la mejora de retribuciones en Prisiones y las 35 horas semanales
22 de Enero de 2019

El Congreso de los Diputados aprobó hoy la convalidación del Real Decreto por el que se establece la subida de retribuciones para los empleados públicos, con el fin de que entre en vigor con independencia de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, tal y como reclamó la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en este ámbito.

Además, tal y como ha promovido CSIF, a través de la interlocución con diferentes grupos parlamentarios, el Congreso ha aprobado la tramitación de este Real Decreto como Proyecto de Ley, con el fin de que se puedan introducir mejoras adicionales en las retribuciones.

En este sentido, CSIF iniciará en los próximos días una nueva ronda de contactos con las diferentes fuerzas políticas para promover la recuperación de la estructura salarial previa a la bajada del 5 por ciento que llevó a cabo el Gobierno de Zapatero cuando comenzó la crisis. La portavoz del PP en materia de Administraciones Públicas, Susana López Ares, se ha referido a esta cuestión.

De la misma manera, CSIF trabajará para que la mejora de retribuciones acordada para los colectivos de Policía Nacional y Guardia Civil se amplíe también al colectivo de Prisiones, que se encuentra inmerso en un proceso de movilizaciones desde hace meses.

Asimismo, CSIF negociará para evitar que las previsiones a la baja del PIB afecten a las futuras subidas salariales; para desarrollar la carrera profesional vinculada a la mejora retributiva y para recuperar el 3 por ciento de la masa salarial destinada a ayudas sociales, un concepto que también fue eliminado durante la crisis; y la posibilidad de negociar las 35 horas semanales, sin necesidad de que se cumplan los objetivos de estabilidad presupuestaria.