CSIF amplía su representatividad, mientras desciende el respaldo a los sindicatos de clase en la educación española
- Elecciones sindicales en la Educación Pública española
- El sindicato gana las elecciones en la educación no universitaria en Andalucía, Aragón, Castilla y León y Extremadura
- CSIF incrementa su presencia en las universidades de Madrid, Comunidad Valenciana y Murcia
- Los resultados legitiman una opción sindical independiente a favor de la calidad y un estatuto que potencie la carrera profesional, la dignidad y la autoridad del profesorado
05 de Diciembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) agradece la confianza recibida por el colectivo de docentes en las elecciones sindicales, lo que ha permitido ampliar nuestra representatividad en este ámbito a nivel nacional, mientras desciende el apoyo de las opciones tradicionales de clase, como CC.OO y UGT.

Esta última organización baja a mínimos históricos, situándose en un 8 por ciento, lo que la dejaría fuera de la interlocución en el ámbito educativo, si no fuera por su representatividad en otros ámbitos del mercado laboral.

Así, CSIF alcanza un 17,13 por ciento de representatividad y gana las elecciones en Andalucía, Aragón, Castilla y León y Extremadura. Estos resultados avalan --frente a otras organizaciones que responden a intereses políticos-- nuestra opción sindical independiente, a favor de la calidad en la educación y un estatuto que potencie la carrera profesional, la dignidad y la autoridad del profesorado.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, se presentó a estas elecciones con una opción clara que responde al clima de incertidumbre por la falta de un acuerdo político básico en la Educación española.

En los últimos 15 años se han aplicado 5 reformas educativas y la situación actual –con la política errática del Ministerio, más interesado en realizar anuncios a los medios de comunicación que en negociar políticas efectivas con los representantes sindicales-- no arroja lamentablemente ninguna luz hacia el futuro de nuestra educación y de la labor docente que, en opinión de CSIF, es crucial para los retos que afronta la sociedad española.

También se hace preciso despolitizar la Universidad y afrontar los “problemas económicos y laborales endémicos” de esta Institución con la negociación del Estatuto del Personal Docente e Investigador y una nueva Ley de Universidades.

En líneas generales, desde CSIF reclamamos una nueva Ley Orgánica de Educación, que se fundamente en: potenciar la educación de titularidad pública; una Ley de Financiación cuyo horizonte sea el 7 por ciento del PIB y una reducción generalizada de ratios de alumnos y un incremento de las plantillas.

Para CSIF, es fundamental relanzar la negociación en la Mesa Sectorial del Ministerio y poner en marcha el paralizado Estatuto Docente para atender las demandas de este colectivo en toda su carrera: formación inicial, acceso a la función pública (que las pruebas no sean eliminatorias y que se valore la experiencia docente del personal), carrera profesional, formación continua, condiciones de jubilación, mutualismo administrativo y acción social.

También es preciso afrontar otros retos como el uso de las nuevas tecnologías, las redes sociales o el móvil, así como las situaciones de bullying y en general de violencia en las aulas. Según un estudio de CSIF, el 90 por ciento de los docentes conviven a diario con situaciones de violencia y un 75 por ciento cree que no tiene suficiente autoridad.