CSIF logra que el Senado desbloquee la futura Ley de Agentes Forestales
- Reclamamos que se refuercen las funciones y se mejore la seguridad del colectivo frente a las agresiones, la última ayer en Rucayo (León)

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, ha logrado que Senado desbloquee la futura Ley de Agentes Forestales tras una reunión de última hora, con los senadores Juan Carlos Álvarez, y Juana Pons, portavoz de Medio Ambiente del Grupo Popular, con mayoría absoluta en la Cámara Alta.

El Pleno ha dado luz verde hoy a la toma en consideración de la proposición de Ley Básica de Agentes Forestales de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que continuará su tramitación en el Congreso de los Diputados, tras la abstención del PP.

La responsable de la Administración General de las Comunidades Autónomas de CSIF, Elena Moral, ha agradecido al PP su abstención porque de esta manera facilita la tramitación de la norma.

Para CSIF, es fundamental aprobar una futura ley básica estatal de agentes forestales y medioambientales con el fin de reforzar las funciones y mejorar la seguridad de este colectivo, de 6.500 profesionales. La última de las agresiones a un agente, de carácter grave, tuvo lugar ayer en Rucayo (León), lo que demuestra la urgencia de nuestras reivindicaciones.

Para el sindicato, es fundamental que la reforma de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado incluya el reconocimiento de este colectivo como agentes de la autoridad, tal y como hemos planteado reiteradamente durante nuestra ronda de contactos con los grupos parlamentarios. Además, exigimos protocolos y planes de seguridad en el trabajo que desempeñan con formación, medios de defensa y en los casos necesarios poder portar armas en el ejercicio de las actuaciones.

CSIF propone, además, el establecimiento de una denominación corporativa genérica e imagen corporativa que permita identificarles en cualquier rincón del país, así como la creación y regulación de cuerpos autonómicos por Ley de cada Comunidad que refuerce el reconocimiento de las potestades actuales de los Agentes Forestales, es decir, “su condición de agentes de la autoridad, policía administrativa especial y de policía judicial genérica”.

Otras reivindicaciones son:

• Integración en los sistemas operativos de los servicios de emergencias 112 y de avisos de infracciones o presuntos delitos medioambientales.

• La creación de una Comisión Estatal de Coordinación de Cuerpos de Agentes Forestales y Medioambientales.

• Adecuación de la normativa de seguridad ciudadana para darles cobertura jurídica cuando estén en el ejercicio de sus funciones coercitivas.

• Jubilación voluntaria a los 60 años, segunda actividad y la consideración de autoridad en caso de atentado.