Las 2.295 plazas convocadas no solucionan los problemas de viabilidad que afronta Correos
- El examen llega con dos años de retraso para ‘suavizar’ el 35% de temporalidad en Correos. CSIF inicia movilizaciones a partir de noviembre
28 de Septiembre de 2018

Un total de 115.000 personas opositan a las 2.295 plazas de Correos este domingo en toda España, una convocatoria que, según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, es sólo un primer paso para solucionar la precariedad de una empresa pública en la que, a día de hoy, se asiste a un inaceptable 35% de temporalidad en la plantilla y a un 22% de contratos a tiempo parcial.

CSIF ha trasladado este problema al nuevo presidente de Correos Juan Manuel Serrano, en el que también mostramos nuestra preocupación por la grave situación de la empresa y del servicio que presta a millones de ciudadanos. Se trata de un servicio que, a día de hoy, está en peligro por la ausencia de un verdadero Plan de Prestación del Servicio Postal Universal por parte del Ministerio de Fomento, que ponga fin a más de diez años de incertidumbre y recortes en su financiación.

CSIF recuerda además que estas oposiciones, correspondientes a la oferta de empleo público de 2016, llega con dos años de retraso. Por este motivo, CSIF ha planteado un calendario de movilizaciones, comprometido con los trabajadores, que contempla paros y concentraciones en todas las CC.AA., y huelgas generales a partir del 30 de noviembre y el mes de diciembre.

Nuestro sindicato, no obstante, reconoce el compromiso mostrado por el actual Gobierno para activar medidas que pongan solución al conflicto. De hecho, CSIF está convencido de que el acuerdo es posible y del papel clave que debe jugar el presidente de Correos en los ámbitos de decisión del Ministerio de Fomento y de Hacienda, tal y como se lo hemos explicado a él por escrito. Pero la solución, después de tantos años esperando, debe llegar ya, como exige nuestro sindicato, en representación de los principales afectados: los trabajadores de Correos.