Pablo Casado traslada a CSIF que velará por las condiciones laborales en las AA.PP y la seguridad jurídica de los empleados públicos en Cataluña
- CSIF defenderá la seguridad jurídica de los empleados públicos en esta comunidad autónoma si se relanza la agenda independentista
- El sindicato lleva a los tribunales el proceso de selección de personal Educativo en Cataluña

Miguel Borra, presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha mantenido una reunión con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, para analizar las condiciones laborales de los empleados públicos.

El presidente del PP ha trasladado el compromiso de su partido con la hoja de ruta marcada por CSIF para mejorar las condiciones del personal al servicio de las administraciones, empezando por garantizar la subida salarial de 2019 por Real Decreto, en el caso de que no haya acuerdo presupuestario.

Además, analizaron la situación de los empleados públicos en Cataluña en el contexto del proceso independentista. En este sentido, CSIF trasladó la preocupación del sindicato ante la posibilidad de que las autoridades catalanas relancen la agenda independentista y recalcó que nuestro sindicato siempre velará por la seguridad jurídica de los empleados públicos, a través del protocolo vigente.

En esta línea, informó al líder de la oposición de la demanda que ha presentado el sindicato contra el Departamento de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, por la vía de lo Contencioso Administrativo. En concreto, CSIF ha recurrido la última convocatoria de personal interino docente (Resolución ENS/763/2018) en los centros públicos de Cataluña, dado que los criterios de selección son contrarios a derecho.

Esta convocatoria, de manera excepcional, abre la puerta a la inscripción en las bolsas de trabajo a personal que no cumple con los requisitos de titulación obligatorios, tanto a nivel autonómico como a nivel Estatal. CSIF denuncia que la Generalitat pretende instaurar un sistema de selección que prime la lengua catalana a costa de la capacitación profesional docente.