CSIF respalda en el Congreso de los Diputados una declaración en defensa de una nueva Ley de Universidades
- Los rectores y los agentes sociales se unen para exigir un gran Pacto de Estado
- El sindicato aboga por despolitizar la Universidad y proteger a los profesionales ante el debate político generado por los máster
- CSIF incorpora a la declaración su propuesta de financiación y de puesta en valor del Personal Docente e Investigador y de Administración y Servicios
26 de Septiembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, respaldó hoy en el Congreso de los Diputados la declaración presentada por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) en defensa de una nueva Ley de Universidades, que debe ser un tema prioritario y estratégico de la actuación política.

El presidente de CSIF, Miguel Borra, ha participado en el acto junto a la presidenta del Congreso, Ana Pastor y el presidente de la CRUE, Roberto Fernández, así como con representantes de la comunidad universitaria y agentes sociales.

CSIF ha logrado incluir en el texto consensuado con la CRUE su propuesta sobre la necesidad de impulsar la adecuada financiación de las universidades, así como de poner en valor del trabajo que realiza el Personal Docente e Investigador y el de Administración y Servicios.

CSIF trasladó a la CRUE el pasado mayo sus propuestas para respaldar esta declaración y que, para el sindicato, pasan en primer lugar por hacer referencia a “una adecuada y suficiente financiación de carácter plurianual que permita a las universidades trazar su rumbo y planificar e implementar eficazmente sus inversiones y políticas en todos los ámbitos".

Por otra parte, ante el debate político suscitado con el asunto de los máster, desde CSIF abogamos por despolitizar la Universidad y poner en valor la profesionalidad y la independencia de los trabajadores de estos centros y enfocar los esfuerzos en aspectos tan importantes como la lucha contra la precariedad laboral y el impulso a la actividad investigadora, entre otras muchas prioridades.

Por todo ello, y como resultado de la presión a la que se está sometiendo al personal universitario, CSIF consideró necesario introducir en el texto de la citada declaración que los docentes, investigadores y personal de administración y servicios son un activo fundamental y deben seguir realizando un trabajo de calidad contrastada y reconocida”.