La reunión con la nueva Ministra de Justicia frustra las expectativas creadas tras el cambio de Gobierno
Tan sólo una propuesta de crear grupos de trabajo a partir de septiembre, pero nada concreto sobre la devolución de los tres días, el futuro del Registro civil, la supresión de los descuentos por baja, o la eliminación de la discriminación salarial en el ámbito del Ministerio entre otras cuestiones.
27 de Julio de 2018

CSIF recordó al nuevo equipo ministerial que la mesa del Ministerio de Justicia es la única legitimada para negociar las condiciones de trabajo de los Letrados, Cuerpos Generales (Gestión, Tramitación y Auxilio) y Cuerpos especiales (Médicos Forenses y Facultativos, Técnicos de laboratorio y Ayudantes del INTCF). Asimismo, CSIF volvió a reiterar su compromiso con la negociación y exigió participación real de los funcionarios de Justicia en cualquier reforma que afecte a sus condiciones de trabajo y transparencia. CSIF manifestó a la Ministra su defensa de los Cuerpos nacionales y la reserva de función.

CSIF en su intervención exigió a la Ministra los puntos pendientes de cumplimiento de los acuerdos de 2014 y 2015, especialmente, el mantenimiento de los actuales destinos, la recuperación de los 9 días de asuntos, el reforzamiento de los Juzgados de paz, el reconocimiento de los periodos trabajados y no cotizados o la conversión de plazas de refuerzo de órganos centrales. CSIF también recordó a la Ministra la obligación de cumplir con los acuerdos suscritos en Función Pública donde se establece, entre otros, la eliminación de los descuentos en situación de IT, las 35 horas semanales y la creación de una bolsa de horas para la conciliación familiar.

Asimismo, CSIF puso encima de la mesa la discriminación salarial grave de los funcionarios de Justicia del ámbito del Ministerio en relación con el resto destinado en las CCAA con traspasos que en algunos casos alcanza una diferencia de 600 €. Para CSIF ese debe ser un asunto capital en la acción del Ministerio en los próximos meses de cara a los presupuestos de 2019. En este sentido, CSIF recordó a la Ministra que en Mesa General se acordó la disponibilidad de fondos adicionales para la eliminación de discriminaciones salariales, así como la partida extra de 7 millones de euros que se logró pro el equipo anterior y que la propia Ministra comentó a Jueces y Fiscales.

Por otro lado, CSIF solicitó que se incluya la carrera profesional como concepto retributivo, así como que se recupere el 50% de promoción interna y, mientras tanto, que se apruebe una promoción interna extraordinaria en los próximos procesos selectivos. En relación con Justicia digital, CSIF volvió a solicitar un periodo de reflexión que ponga freno a la utopía del papel cero. Con los medios actuales, la dispersión competencial, la obsolescencia de algunos programas y la falta de formación no se puede consolidar, con éxito, un proceso de implantación de las TIC en la Justicia.

En materia del Registro civil, CSIF volvió a recordar nuestro rechazo al modelo de la Ley 20/2011 y el compromiso con un Registro civil público, gestionado por funcionarios de Justicia y urgió a la Ministra a empezar a negociar el nuevo modelo para evitar el bochorno de una nueva vacatio. En relación con la oficina judicial y fiscal, reivindicó la necesidad de nuevos perfiles, de hacer legal el reparto funcional que de hecho se produce en los Juzgados apostando por el capital humano de cuerpos generales y reconociendo laboral y retributivamente el trabajo que realizan, dándoles funciones con valor añadido para afrontar el reto digital y eliminar cuellos de botella que ralentizan los procedimientos. La oficina judicial y fiscal debe hacerse con criterios de participación en el diseño e implantación, racionalidad y no con imposiciones absurdas. En cuanto a los tribunales de instancia CSIF puso de relieve la necesidad de no alejar la Justicia del ciudadano y nuestra oposición al proyecto que se pretendió imponer en 2013 y que se salvó gracias al acuerdo firmado por CSIF

Otros temas puestos de manifiesto por CSIF fueron la revisión de las guardias tanto en su forma como en su retribución, el establecimiento del complemento en los Juzgados de Violencia de Genero, la eliminación de los grupos de población, la revisión salarial de los Cuerpos especiales y en el ámbito de Letrados: la eliminación de la cuarta categoría, la equiparación retributiva como Grupo A1, la revisión de sus retribuciones, especialmente los de la tercera categoría, los concursos a resultas, la conversión de las categorías en verdaderas categorías personales y no ligadas al puesto de trabajo entre otras cuestiones.

En el mes de septiembre se acaba el periodo de gracia que se concede a todo cargo recién nombrado y CSIF exigirá objetivos concretos que atiendan las principales reivindicaciones de los trabajadores. Los grupos de trabajo no pueden ser un mecanismo para dejar pasar el tiempo sin hacer nada. Está claro que no hay tiempo ni mayorías para muchas reformas, pero eso no puede suponer la paralización de la negociación colectiva.