Pedro Sánchez se enfrenta a paros y manifestación en Correos el próximo jueves, tras aceptar los Presupuestos del PP
CSIF y el resto de organizaciones sindicales mantienen la hoja de ruta de las protestas y esperan una pronta reunión con los nuevos responsables que designe el Gobierno
04 de Junio de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios, sindicato más representativo en las administraciones públicas, ve irremediables los paros y la manifestación de Correos del próximo 7 de junio al haberse comprometido el nuevo Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a aceptar los Presupuestos Generales del Estados 2018, impulsados por el Partido Popular.

CSIF advierte de que estos presupuestos suponen un recorte brutal de 60 millones de euros en la financiación del Servicio Postal Universal, que pasa de los 180 habituales a 120 y que situará en peligro de extinción para Correos la posibilidad de llegar a todos los rincones de España, tal y como es su deber los 365 días del año.

CSIF protagonizará de este modo la primera huelga de la ‘era Pedro Sánchez’, con una manifestación que arrancará en la Plaza de Cibeles y llegará hasta la Puerta del Sol, el próximo jueves, de 13.00 a 15.00 horas, en la que también se denuncian los problemas ya casi crónicos que atraviesa Correos.

La problemática de esta entidad, lejos de corregirse, se ve agravada con los nuevos Presupuestos Generales del Estado, que no dejan ningún margen para la esperanza en una Sociedad Estatal como Correos, que en los últimos ocho años ha perdido más de 15.000 empleos.

Los problemas, sin embargo, van más allá en Correos, donde el Convenio está bloqueado desde 2013, la pérdida del poder adquisitivo de los empleados alcanza los 300 euros mensuales y, a día de hoy, no existe ningún Plan Estratégico que garantice la viabilidad de una empresa con más de 300 años de historia.

Todos estos son suficientes motivos, a juicio de CSIF, para mantener las protestas con la finalidad de que Correos vuelva a ver la luz. De lo contrario, nuestro sindicato recuerda que nos exponemos a seguir alimentando la precariedad en la principal empresa pública del país.