Miles de empleados públicos de la Administración General del Estado se concentran en Madrid para reivindicar un salario mínimo de 1200 euros
Concentración-concierto en Madrid para recuperar salarios y derechos en la Administración General del Estado
27 de Mayo de 2018

Centenares de empleados públicos de la Administración General del Estado se concentraron hoy en Madrid para reclamar mejoras en sus condiciones laborales y retributivas, convocados por CSIF, CCOO y UGT, sindicatos más representativos.

El acto reivindicativo contó con las actuaciones de orquestas y coros públicos (Coro de la Zarzuela, Coro y Orquesta Nacional de España, Coro y Orquesta de RTVE y Rondalla de Madrid), en defensa de los servicios públicos, así como de empleo y salarios dignos en esta Administración.

La Administración General del Estado ha sido castigada de manera especial durante los últimos años por el Gobierno para cumplir los parámetros de contención del gasto, tanto en la reposición de efectivos como en las condiciones retributivas del personal y por los recortes efectuados con la excusa de la crisis.

Por eso, los sindicatos reclaman un salario mínimo de 1.200 euros y homologar las condiciones retributivas del personal laboral y el personal funcionario.

Por otra parte, proponen un incremento lineal de 200 euros y una dotación presupuestaria de 100 euros para todos los empleados públicos de la AGE, para el establecimiento de la carrera profesional.

Además, CSIF, CCOO y UGT reclaman el desarrollo del II Acuerdo para la mejora del empleo público, firmado el pasado de 9 de marzo, con la apertura de los ámbitos de negociación establecidos en el pacto para lograr avanzar en tres ejes: empleo, derechos (restablecimiento del 100 % de las retribuciones en situación de incapacidad temporal y la recuperación del carácter máximo de la jornada de 37,5 horas) y salario. Los sindicatos también reclaman el desarrollo y aplicación de la jubilación parcial en el ámbito de la AGE.

Los sindicatos exigen también el desbloqueo del IV Convenio Único del personal laboral, que lleva más de dos años sin avances significativos, y el desarrollo del Estatuto Básico del Empleado Público, estableciendo, entre otras

cuestiones, el derecho a la carrera profesional o la adaptación de la clasificación profesional al actual sistema de titulaciones.

El secretario de acción sindical de CSIF, Francisco Camarillo, advirtió de que, “en estos momentos, hay miles de empleados públicos que no llegan a los 1.000 euros, en contra de lo que siempre se ha dicho de nuestros supuestos privilegios”. En este sentido, señaló la necesidad de que “se abra ya la negociación para aplicar mejoras retributivas y eliminar recortes todavía vigentes generados en la crisis económica, como los descuentos por baja médica, así como en materia de jornada laboral”.

José Manuel Vera, secretario general de CCOO en el sector de AGE, reclamó el desarrollo del II Acuerdo para la mejora del empleo para recuperar salarios y empleo. “Este Gobierno lleva destruidos más de 30.000 puestos de trabajo en la Administración del Estado” –afirmó- “lo que sitúa a servicios básicos como la Seguridad Social, Agencia Tributaria, DNI, Instituciones Penitenciarias y Defensa, entre otros, en una situación insostenible”.

Carlos Álvarez, secretario de AGE de la FeSP-UGT, fue rotundo. “Ahora que la economía crece no vamos a permitir que excluyan a los trabajadores de la AGE. Pedimos un incremento lineal de 200 euros y una dotación presupuestaria de 100 euros por efectivo para el establecimiento de la carrera profesional. Nos toca recuperar derechos, es urgente que se eliminen los descuentos cuando estamos enfermos”, destacó Álvarez, quien recordó al Gobierno que existe desigualdad entre trabajadores de la Administración General del Estado con funciones iguales y pidió acabar con esta brecha salarial. “Nosotros vamos a trabajar por la homologación de sueldos entre funcionarios y laborales”.